Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Inauguramos una nueva sección en el Despacho que estará dedicada a jugadas especificas que nos hayan llamado la atención o que tuvieron repercusión en los últimos encuentros y que necesitan de una mirada un poco más profunda. Los chicos de los vídeos Alvaro Méndez y Andrés Villar se encargarán de ello. Eeeeeeempezamos.

Sabemos que Brad Stevens es un gran entrenador y que pocos pueden superarlo en los enfrentamientos tácticos, pero dos de los mejores coaches de la liga lo han puesto “contra las cuerdas” con una simple defensa zonal 2-3.

El primero fue Rick Carlisle (cuándo no) que le planteó esta zona 2-3 match-up (este tipo de defensas se caracterizan principalmente por mantener en su formación un esquema básico de defensa zonal, que ajustan a individual en situaciones concretas o con jugadores determinados) y el segundo fue Erik Spoelstra.

En la NBA no se puede plantar una zona como en FIBA, ya que los que defienden no pueden permanecer en la zona pintada por más de 3 segundos, por lo tanto, las defensas de este tipo son utilizadas en pocas ocasiones.

Dirk Nowitzki está en la posición central y tiene que entrar y salir todo el tiempo en la zona pintada y cuando se produce un corte hacia el canasto, la defensa se reacomoda ocupando los espacios vacíos.

La idea de este tipo de defensas es asegurar el rebote y proteger la zona pintada para alejar a los buenos penetradores (Kyrie Irving por ejemplo). Por ello se sigue al que lleva la pelota o corta al canasto como si estuviese siendo defendido en marcación personal, mientras los demás jugadores se reacomodan en la zona.

Los Celtics han tenido muchos problemas para afrontarlas, debido a que les han llegado a contestar los tiros o simplemente por la falta de movilidad necesaria para generar buenos lanzamientos exteriores o atacar los espacios ciegos.

Como vemos en el vídeo, el nivel de incertidumbre del ataque es muy grande. En un equipo en el que la fluidez y movimiento de pelota está siendo un problema muy grande, este tipo de estrategia es un quebradero de cabeza.

Las opciones para romperlas son sencillas, pero se requiere de paciencia, circulación y dinamismo en ataque para poder usufructuar los espacios o encontrar tiros abiertos como apreciamos en estos dos casos:

Si a los Celtics le está costando pasarse la pelota contra oposiciones de marcación personal, se podrán imaginar las dificultades que le presentan este tipo de defensas que requieren de un volumen de movilidad y pases muy alto para poder doblegarlas.

Esperemos que Brad encuentre soluciones pronto, mientras tanto aquí seguiremos trayéndoles este tipo de curiosidades…. haaaaaastaa luego Pacos.