Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

En una nueva presentación de lamentables porcentajes de campo y tiros fáciles sin efectividad, los Boston Celtics lograron salir airosos de la segunda noche del back-to-back derrotando a los Brooklyn Nets 87-85 en condición de visitante con un sobrenatural Jayson Tatum en el clutch, que se encargó de dejar las cosas en su lugar y sumar la sexta victoria consecutiva para los dirigidos por Brad Stevens.

Como sucedió la noche anterior ante los Minnesota Timberwolves, los Celtics tuvieron un juego muy similar en su visita a Brooklyn. Tiros abiertos fallados, poca efectividad desde el perímetro y una inferioridad muy marcada en los rebotes hicieron del partido un completo dolor de ojos, que a pesar de los esfuerzos de ambos equipos nunca se pudo decantar para ninguno de los dos lados.

Con poco más de un minuto por jugar y ventaja mínima para los Nets, Tatum recibió la pelota en el codo extendido y se fue hasta el aro para una imponente clavada que puso a Boston arriba 84-83. La defensa gigantesca de Semi Ojeleye permitió a Boston recuperar la pelota y Kyrie Irving se la jugó con una bandeja en tráfico que falló, sin embargo, el base recuperó su propio rebote y la abrió a la esquina para un Jayson abierto que no dudó y clavó la daga para que los Celtics firmaran la victoria 87-85.

Los Celtics se quedaron con su sexta victoria consecutiva antes de viajar a Londres para jugar contra los Sixers el próximo jueves. Tatum terminó con 14 puntos y la locura de 6 tapones, acompañado de Kyrie Irving con 21 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias y Marcus Smart, que añadió 11 tantos viniendo desde la banca para Boston.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!