Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Para cerrar la serie de la fase regular, los Boston Celtics viajaron rumbo a Texas para medirse con los San Antonio Spurs. Brad Stevens dispuso de Kyrie Irving, el regreso de Jaylen Brown, Jayson Tatum, Al Horford y Aron Baynes. Para los locales salieron Tony Parker, Danny Green, Rudy Gay, LaMarcus Aldridge y Pau Gasol.

Boston inició con una racha de 14-2 el partido, a partir del movimiento de balón y la genial defensa de Aron Baynes sobre LaMarcus Aldridge, limitando el arma principal de la ofensiva de Greg Popovich. El ataque de los Celtics, por su parte, fue potenciado por el genial Irving que terminó con 17 puntos el cuarto y el equipo arriba 31-26 sobre los Spurs.

El juego se cerró completamente en el segundo cuarto, cuando la banca ingresó al partido y de a poco, Aldridge se metió en partido para terminar la mitad con 19 puntos y 8 rebotes, ante una defensa de Boston que no encontró como detener los recursos de Aldridge en el poste. Irving sumó 21 puntos al entretiempo acompañado de los 11 con 5 rebotes de Tatum pero la ventaja pasó a San Antonio por 56-55 de cara a la segunda parte.

En el tercer cuarto, la intensidad de los Celtics volvió a flote y permitió que los locales no tomaran impulso ante su gente. Con un Jaylen Brown que estuvo imparable castigando el aro y a partir de una gran defensa, la ventaja volvió a los verdes por 82-77 con 28 puntos de Irving y los 13 de Terry Rozier viniendo desde la banca de cara a los últimos doce minutos del partido.

En el último cuarto, la cosa fue un intercambio de canastas y funcionamiento defensivo para ambos equipos. La ausencia de Aron Baynes le pesó a Boston y con poco más de dos minutos por jugar, Marcus Smart se fue expulsado por faltas. Cuando todo parecía cuesta arriba, Tatum e Irving metieron triples consecutivos pero en la última jugada, Manu Ginobili atrapó un rebote ofensivo y clavó el triple que resultó siendo decisivo cuando Kyrie lanzó el suyo para empatar el partido, el balón giro en el aro y salió, dando a los Spurs la victoria por 105-102 a pesar de los 36 puntos del armador verde y los 20 que aportó Jayson Tatum en una nueva brillante presentación cargada de madurez para el novato.

 

 

Foto: Twitter @Celtics