Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

En el segundo partido de la serie, el TD Garden fue una fiesta y a pesar de una monstruosa presentación de LeBron James que llegó a los 42 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes, no fue suficiente para detener la aceitada ofensiva de los Celtics y su férrea defensa que sigue conteniendo al resto de los Cavaliers y se lograron llevar la victoria por 107-94.

Desde el inicio del juego, lo de LeBron James fue espeluznante, con una de esas noches en las que hasta un triple en suspensión luego de darse una vuelta contra el mejor defensor del equipo rival le entran sin tocar si quiera la red. Pero para los Celtics, el negocio siempre fue completo porque los Cavs no tomaban amplias ventajas y al descanso, la ventaja era apenas de siete para los visitantes en un parcial que resultó accidentado con un choque de LeBron con Jayson Tatum que los dejó a ambos por fuera del partido por varios minutos.

La segunda mitad, por su parte, fue un paquete completo de la Marcus Smart Experience“. El base de los Celtics estuvo en todas partes, defendiendo en el perímetro y en el poste, robando a campo abierto, asistiendo y hasta anotando tras atrapar rebotes ofensivos. Fue vital en los momentos decisivos y le alcanzó la energía para poner al inconsciente JR Smith en su lugar tras una falta flagrante bastante desleal del escolta de los Cavaliers en contra de Al Horford.


Precisamente, el dominicano merece un capítulo aparte en esta crónica con otra actuación fenomenal en ambos costados de la cancha, ayudando en momentos clave en la defensa y anotando cuando el equipo lo necesitaba. Sus 15 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 2 tapones apenas y logran reflejar lo que dejo el dominicano en cancha para los Celtics, siendo el hombre al cual dirigirle la pelota en el cierre del encuentro.

De igual forma, Jaylen Brown fue vital en la primera mitad y parte del tercer cuarto para que la embestida de LeBron no dejara relegado a los verdes en el marcador, de forma que sus 23 puntos con 7 rebotes fueron otra parte clave para quedarse con el segundo partido de la serie por 107-94 y llevar la serie en hacke de cara a los partidos en “The Q” en Cleveland.

 

 

Foto: Celtics.com