Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

En un partido en el que Kyrie Irving volvió a ausentarse, los Celtics tuvieron un par de complicaciones contra los Nets pero nada que no pudieran controlar con un encendido Marcus Smart y el apoyo de Jaylen Brown viniendo desde la banca para ganar por 112-104.

La primera mitad fue controlada casi que a placer por los Celtics, que sin meter el pie en el acelerador lograban mandar en el marcador al entretiempo, manteniendo al margen a D´Angelo Russell y sin extrañar a Kyrie Irving en la faceta ofensiva. Luego de la primera parte, que contó incluso con minutos de Wanamaker reemplazando a Rozier, la ventaja era de dos dígitos para los verdes.

Sin embargo, el tercer cuarto fue la paria que suelen sufrir los Celtics, que lo perdieron 38-29 y dejaron a los Nets (Russell de frente), volver al partido. Pero el último cuarto, con la urgencia que llegaba, trajo el despertar para los Celtics, que le tiraron a Smart encima a D-Lo y desde ahí, anularon cualquier labor ofensiva que los de Brooklyn pudieran crear.

Los 21 puntos (CON 4 TRIPLES) de Marcus Smart fueron vitales, con sus clásicas game-winning-plays que dan vuelta partidos. Junto a él, Jaylen Brown sumó 21 con 6 rebotes viniendo desde la banca y Boston tuvo en total a seis jugadores en dos dígitos en la victoria 112-104. Boston se prepara para enfrentar a los Charlotte Hornets el miércoles a las 7:30 pm hora del este estadounidense.

 

 

Foto: Celtics.com