Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

El impulso que tomaron los Celtics en el juego 5 del martes no fue suficiente para embestir a los Bucks en condición de visitante.y luego de un cerrado partido, Milwaukee logró empatar la serie luego de una victoria por 97-86 y llevarla al decisivo séptimo juego el próximo sábado en el TD Garden.

A diferencia de los juegos 3 y 4, en los que Boston entró completamente desconectado y se dejó arrollar por la situación en la que se encontraba, en esta ocasión los Celtics mostraron un tesón que no habían enseñado en condición de visitante. Terry Rozier salió encendido para meter a Boston en juego desde el primer minuto con 11 de los 24 puntos del equipo en el primer parcial para tener ventaja de dos en el marcador.

Pero como nada de eso dura suficiente con Boston, el dominio en el juego se esfumó en el segundo cuarto con un parcial de 26-15 que puso a Milwaukee arriba por 9 con un exagerado 53,8% de campo y aprovechando las pérdidas que nutrían la ofensiva para los locales. A partir de ahí, las cosas se hicieron muy cuesta arriba para Boston que a pesar de que en toda la segunda mitad intentó regresar al juego y de hecho, se metió de lleno en el mismo, nunca pudo pasar al frente en el marcador y el ritmo siempre lo impusieron los de Wisconsin.

De esta forma, el cuarto parcial fue una oda a Giannis Antetokounmpo y su omnipotencia tanto por habilidad física como por pasividad arbitral, una vez más fue la figura del encuentro con 31 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias en la victoria 97-86, anotando en momentos fundamentales cuando Boston se acercaba y frenando los esfuerzos de Jayson Tatum y Jaylen Brown con una tenacidad inexplicable. Para los Celtics, Tatum terminó con 22 puntos y ahora deben reagruparse para salir determinados en el Game 7 el próximo sábado a las 19:00 horas del Este de los Estados Unidos en otra jornada histórica para el Celtics Basketball.

 

Foto: Twitter @Celtics