Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Robert Williams, el jugador elegido por los Boston Celtics con la ronda #27 del pasado NBA Draft 2018, ya es una leyenda para los aficionados del equipo. El pívot, pese a no haber jugado aún ni un minuto con la camiseta de los Orgullosos Verdes, se ha ganado un pequeño hueco en el corazón de su público por estar en paradero desconocido durante sus primeras 24 horas en el equipo.

 

En dos ocasiones trataron desde la oficina de Danny Ainge en ponerse en contacto con el center de Louisiana sin ningún tipo de éxito y tuvieron que atrasar un par de horas la conferencia con los medios locales. Durante la misma, con un pésimo audio según cuentan los presentes, el propio Robert Williams explicó que tras su elección se fue a dormir a casa de su tía y fue despertado al día siguiente por su hermana avisándole de la llamada del equipo. La versión oficial dice que hubo un problema de entendimiento a causa de los distintos usos horarios en los que se encuentran Boston y Leominster, donde el jugador se encontraba durante el día de ayer.

Finalmente, tras aclarar todo el asunto, tanto Danny Ainge como otros miembros del front office de los Boston Celtics hablaron sobre el jugador ante las preguntas de los periodistas. Elegir a un jugador de la calidad de Robert Williams en el puesto 27 del pasado draft no merecía ni dos segundos de reflexión por parte de muchos scouters, que lo tenían situado siempre dentro de lotería y en el top-10, en el mejor de los casos. Las únicas dudas que despertaba no eran sobre su talento para jugar al baloncesto sino sobre su actitud y falta de motivación. Durante su tiempo en Texas A&M fue suspendido con dos partidos por “no respetar las reglas de la Universiad” y las reservas sobre su ética de trabajo siempre han estado ahí, pero encontrarse a un jugador con su atletismo y un perfil deportivo ausente ahora mismo en los Boston Celtics (buen reboteador, con grandes instintos para el tapón y un buen protector del aro) no es algo a lo que renuncies fácilmente. Incluso aunque no hayas podido hacer trabajos individuales con él, como fue en caso de los Boston Celtics – con un lugar de elección mucho más atrás de donde estaba proyectado el jugador. En palabras de Danny Ainge para el Boston Herald:

Nunca sabes todo de alguien, obviamente, pero nosotros estamos cómodos escogiendo al jugador que creemos que es Robert, tanto dentro como fuera de la cancha. Hemos hablado con sus compañeros, entrenadores, gente cercana y gente no tan cercana pero que le conoce y todos ellos nos han hablado bien de él y le quieren. Sabemos que no es perfecto pero la mayoría de los jugadores no lo son y tenemos muchas esperanzas en su potencial

Estamos muy emocionados por haberle drafteado. No estoy tratando de defender nuestras razones para elegirle, pero estamos seguros de que va a ser un buen jugador. Nos ha gustado lo que hemos encontrado en su historial

Nunca sabes cómo un jugador se va a desarrollar, especialmente los jóvenes, pero ya hay áreas de su juego en las que ha mejorado y sabemos seguro que va a aportar rebote y protección del aro desde el día uno. Aún así, nuestro staff ha visto en él mucho más que esto, puede jugar por encima del aro en ambos lados de la cancha y nosotros no tenemos mucho de esas cosas; tenemos algo pero no todo lo que él puede aportarnos

Creo que nuestro equipo le va a ayudar mucho. Es más fácil jugar cuando tienes jugadores veteranos a tu lado que saben lo que hacen y entrenadores que saben ponerte en situaciones en las que explotar tus virtudes. No tendrá que intentar demasiadas cosas que no sepa hacer ya

Posteriormente, Danny Ainge también habló sobre todos los rumores previos a la noche del pasado 21 de junio cuando se celebró el pasado NBA Draft 2018, con informaciones que hablaban de los Boston Celtics subiendo varias posiciones o, incluso, alcanzando el top-5.

Por la tarde ya sabíamos que no íbamos a poder subir mucho de posición. Pasamos las semanas previas al draft tratando de averiguar cuál sería el coste de meterse en las primeras posiciones y sabíamos que iba a ser muy, muy poco probable que lo consiguiésemos, así que nos pusimos a preparar muy bien nuestra elección con el pick #27. Es lo que hacemos todos los años, prepararnos para todas las situaciones posibles

Por último, también habló sobre su muy comentada decisión de no comprar una segunda ronda.

No necesitamos más jugadores jóvenes, realmente. Nos sentimos cómodos añadiendo un jugador a una posición en la que no tenemos lo que él nos puede ofrecer y eso es todo