Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

 

Ahhhh la Trade Deadline, ese momento marcado en el calendario por tanta gente de lugares y ámbitos tan diferentes. Fanáticos, jugadores, familiares, agentes, directivos y dueños  están pendientes a una fecha que marca destinos, endereza (o tuerce en algunos casos) caminos; que afianza proyectos. Muchos equipos buscan obtener ese salto extra que les permita sorprender a sus rivales en playoff. Otros menos afortunados, intentan liberar salarios o conseguir rondas futuras de draft. Y los Celtics otro tanto.

Con toda la histeria relacionada a Anthony Davis y las recientes informaciones sobre su interés en dejar Nueva Orleans, varios equipos se perfilan como potenciales compradores para “La Ceja”. Como hemos explicado decenas de veces, los Boston Celtics no pueden hacer un movimiento por él en esta temporada a menos que involucren a Kyrie Irving.

El deseo de Danny Ainge (y de un gran porcentaje de la afición verde) es que los Pelicans esperen hasta la agencia libre de la próxima campaña, para poder ser protagonistas e intentar hacerse con los servicios del ex Kentucky. Por mucho tiempo lo ha tenido (valga el juego de palabras) entre ceja y ceja.

 

Viéndolo racionalmente, y más allá del deseo personal de ver a Davis vestido de verde, lo mejor que puede hacer Dell Demps (General Manager del equipo de Luisiana) es aguardar hasta que finalice la actual temporada. De esta manera, tendrá más equipos intentando hacerse con los servicios de su súper estrella. Hasta el negociador más novato sabe que a mayor oferta, el rédito será  (o debería ser) superior.

 

Pensando en un escenario en donde los Celtics tengan la chance de poder ofertar por Davis, surge una duda fundamental: ¿cuánto estás dispuesto a dar por La Ceja? Seguro cada quién tendrá su opinión formada sobre cuales jugadores y rondas de draft se deberían enviar a Nueva Orleans. El ejercicio que me planteo realizar, es cuantificar y dar valor a cada asset que posee Danny Ainge a la hora de realizar un traspaso. Recordemos que mas allá de cualquier escenario de intercambio que hagamos, siempre hay que tener en cuenta el valor de los salarios a la hora realizar un trade.

 

Dividiremos los recursos en dos. Por un lado jugadores, y por otro picks de draft. En cada caso intentaré desglosar y explicar el por qué de cada calificación (de 1 a 5 estrellas con valor ascendente) Sin más preámbulos, veamos con que elementos pueden negociar los Boston Celtics.

 

Jugadores de los Celtics: valores y disponibilidad

 

 

Como podemos observar, hay varias aristas en donde podemos hacer hincapié a la hora de pensar que jugadores podrían salir en un potencial traspaso. Es obvio que la juventud toma un papel fundamental. Si sumamos eso al talento mostrado, junto con el potencial a futuro, es entendible por qué Jayson Tatum es el jugador con más valor del trade (solo superado por Kyrie Irving por razones obvias). Es claro también que la baja valía de Gordon Hayward en un potencial intercambio, se debe a su alto salario (además del bajo nivel mostrado en esta primera parte de la campaña).

Quien tiene el coeficiente más alto en la materia disponibilidad es claramente Terry Rozier. El “Tren” será agente libre restringido, seguramente tendrá muchas ofertas y ya ha demostrado que es un jugador que puede rendir a buen nivel cuando es titular y tiene el balón en sus manos. Un movimiento de sing and trade (se firma un nuevo contrato y luego se lo traspasa) podría ayudar a la matemática en un potencial acuerdo a futuro.

Tanto Jaylen Brown, como Marcus Smart, Aron Baynes y Al Horford tienen el mismo nivel (a mi criterio) de disponibilidad. Esto no quiere decir que todos deberían emigrar al Oeste, sino que una combinación de nombres incluidos en un traspaso sería lo lógico. De los jugadores de final de rotación no hay mucho que agregar, solo que Robert Williams (por juventud y potencial) y Daniel Theis (por partidos puntuales en donde lo hizo bien) tienen un valor ligeramente superior por lo llamativo de sus acciones en pista.

 

Los Pelicans deberían esperar para mover a Davis (además de lo antes mencionado) por las selecciones de draft. A día de hoy, ninguna es una certeza; pero sí lo serán una vez finalizada la campaña. Otro motivo más para esperar sin lugar a dudas. No es lo mismo recibir un pick sabiendo que va a ser top 5, a uno que podría caer fuera de las primeras 10 selecciones. Y si bien es cierto que los Celtics pueden tener hasta 4 primeras rondas, mucho depende del rendimiento de los equipos involucrados.

Es por eso que las valoraciones de estos picks están basadas más en su potencial, que en su presente (Sacramento ha mostrado un buen nivel hasta aquí, pero está por verse si esto lo podrá sostener)

 

Picks de draft: valores y disponibilidad

 

 

Vemos aquí que todas las selecciones están disponibles por igual. Danny Ainge nunca ha sido tímido en usar las rondas de draft en intercambios si el jugador buscado lo vale (Kevin Garnett) La cantidad acumulada durante tantos años tenía un objetivo claro: poseer la mayor cantidad de bienes para utilizarlos cuando un jugador trascendente estuviera disponible. Este es el momento; Ainge lo sabe, todos en Boston lo saben, y en Nueva Orleans deberían (si me doy cuenta yo en mi casa con mi hija en brazos, ellos seguro lo saben) sacar provecho de esa situación.

Una última impresión es que seguramente la oferta que realicen los Celtics será sobrepagando. Ante tanta competencia, lo lógico es que se termine dando más para lograr una ventaja. Bajo esta última premisa, intentaré diagramar dos intercambios posibles que Boston podría llegar a ofrecer. Estas ofertas son simplemente escenarios idealizados en mi cabeza y para nada refieren a información o rumores.

 

Oferta 1: Estrella joven y selecciones de draft

  • Pelicans recibe a: Al Horford, Jayson Tatum, Daniel Theis, Pick Sacramento 19, Pick Memhpis 19, Pick Boston 19

 

  • Celtics recibe a: Anthony Davis, Etwaun Moore

 

Un intercambio posible desde varios puntos de vista. Salarialmente, cuadraría por todos lados. La diferencia total es de apenas 50.364 dólares. La inclusión de Moore le permitiría a los Pelicans descartar otro salario (si bien es cierto que sería el último año del mismo) Si bien involucré a Theis, podría tranquilamente ser Robert Williams o Semi Ojeleye quienes entren, ya que el salario de estos tres, es muy similar.

En cuanto a las piezas centrales, Nueva Orleans se llevaría a un potencial All Star en Tatum, y podría usar a Horford como mentor de jugadores jóvenes que lleguen vía draft. Si bien el salario del dominicano es elevado, solo lo sería por una temporada, lo que le permitiría tener control financiero a largo plazo a los Pelicans.

En caso de que el pick de Memphis o el de Sacramento entre en la protección, podría reemplazarse con el pick de Clippers, pero la idea básicamente es dar tres jugadores seleccionados, ya que para la próxima campaña, los de Luisiana tendrán muchos espacios por cubrir en su roster.

 

 

Oferta 2: Titulares y rondas para el futuro

  • Pelicans recibe a: Jaylen Brown, Marcus Smart, Terry Rozier, Robert Williams, Pick Sacramento 2019, Pick Memphis 2019, Pick Clippers 2019, Pick Boston 2019

 

  • Boston recibe a: Anthony Davis, Frank Jackson, Kenrich Williams

 

En este escenario, los jóvenes vuelan juntos. Tres jugadores tranquilamente titulares, sumados a un poco expediente interno por desarrollarse. Si están pensando que esta segunda oferta suena menos tentadora en los papeles,  están en lo cierto. Por eso se endulza con un cuarto pick. Para este escenario, Danny Ainge debería hacer una maniobra de ingeniería económica superlativa. Rozier debería firmar un sing and trade de aproximadamente 13 millones, y después realizar el intercambio. Luego, convencer a Irving que renueve por menos del máximo, y que Horford rechace su último año de contrato, para ofrecerle otro de mucho menos valor.

Aún cumpliéndose todos estos movimientos, es muy difícil que esto suceda. Los Pelicans seguramente reclamarán a Tatum como principal activo (deberían hacerlo sin dudas) y probablemente Boston termine dándolo. En mi percepción, tengo una postura muy clara al respecto: O Tatum o el tándem Smart + Brown deben quedarse en el equipo. Es por eso que también diagramé estos escenarios. Entiendo que o uno, o el combo de los otros dos, son fundamentales para tener un equipo competitivo más allá del nivel que puedan darle a los Celtics Davis e Irving.

 

Como cierre me siento en la obligación de aclarar: Si Ud. lector es de otro equipo, seguramente piense que su franquicia puede ofrecer un mejor trato por “La Ceja” (todos lo pensamos cuando leemos posibles escenarios ajenos). Por el contrario, cualquier lector de los Celtics pensará que en ambos casos estamos dando demasiado.

Hay que entender que Davis es un talento generacional, un jugador que te mueve la vara y que puede transformar el destino de una franquicia. Si estuviste tantos años acumulando activos, fue precisamente para este momento. Aún con el riesgo de que solo esté bajo contrato por una temporada más, los Celtics tienen lo necesario para convencerlo y cimentar las bases de un equipo candidato por varias temporadas.