Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Paul Pierce es un hombre de palabra, el #34 no puede faltar a “La Verdad”. El día antes de su último partido en el TD Garden, explicó que quería terminarlo con una canasta sobre la bocina. También decía que los partidos no se acaban hasta que el reloj llega a cero, y que los Celtics solo celebran campeonatos.

Bueno, en estas dos últimas te equivocabas, Truth. Los partidos, cuando estabas en pista, se solían terminar unas décimas antes de que el reloj finalizase su cuenta, habitualmente con un “Paul Pierce foooor the wiiiin… got it!“. Y los Celtics, se han saltado la norma de celebrar solo campeonatos por un motivo especial, Paul. El lunes 17 de julio de 2017 firmaste tu último contrato como profesional para, por un día, volver a vestirte de verde y así poder retirarte en el equipo que te vio crecer. Esto, aunque se peque de sentimental, es motivo suficiente para romper esa norma.

 


 

Tras anunciar su retirada en septiembre del año pasado, siempre se especuló con la idea de Paul Pierce retirándose de verde, de forma simbólica, para poder cerrar el círculo. El jugador deseaba hacerlo, pero entre demasiados contratos firmados, y otros tantos despachados, no se había encontrado el mejor momento.

Así, sin ningún anuncio previo, Paul Pierce volvió a Waltham para vestirse de corto y entrenar como profesional por última vez.

Es un honor tener la oportunidad de, de nuevo, poder decir que soy un Boston Celtic“, decía Paul Pierce. “La organización y la ciudad me acogieron y me hicieron sentir parte, y no podía imaginarme otra forma de terminar mi carrera. Soy un Celtic de por vida“.

Paul Pierce en el campo de entrenamiento por última vez

Paul Pierce preparado para entrenar por última vez en Waltham / Foto Boston Celtics

 

La felicidad colmaba los pasillos de las instalaciones de entrenamiento, era un día especial. Parece que este momento se estaba esperando con ganas, tanto es así, que el encargado del equipamiento, John Connor, había guardado un par de zapatillas de Pierce para poder dárselas el día de su vuelta. En la foto anterior, podemos ver al propio Truth preparándose para una breve sesión de tiro, con casi toda la vestimenta correcta…

“¡Ey Danny!, ¿ves esto?”. Gritó Paul Pierce señalando sus pantalones negros y plateados procedentes de su época en los Nets. “¡Aquí me mandaste!”.

Sin rencores, y con todo olvidado, la leyenda verde acompañó a Danny a su oficina para firmar ese contrato que lo acerca y aleja al mismo tiempo de la NBA, por lo menos vestido de corto.

 

Paul Pierce entrena por última vez en Waltham

Paul Pierce entrena por última vez en las instalaciones de Waltham/ Foto Boston Celtics

 

“Como dije desde el principio”, dijo Paul Pierce. “Siempre quise retirarme como un Celtic. Lo hicimos en silencio. No había necesidad de hacer un espectáculo de ello”.

El alero no dispondrá de mucho tiempo libre tras su retirada. Según comentó el mismo día de su firma, su siguiente parada está en ESPN, en la que realizará labores de analista y comentarista.

“Me gustan ambos trabajos”, dijo Pierce. “Por eso he firmado con los Celtics hoy. En el momento en el que firme con ESPN, estaré oficialmente retirado”.

Paul Pierce esperaba jugar toda su carrera en Boston, y ser traspasado fue duro.

Este es el sitio que siempre está conmigo“, dijo Pierce.”He pasado 15 años de mi vida aquí. Mis tres hijos han nacido aquí. He tenido la oportunidad de ayudar a la comunidad. Una de las mejores cosas de estar en Boston hoy, es ver a gente que viene y te dice, ‘Hey, gracias por todo lo que has hecho por nuestra ciudad.'”

Con el círculo cerrado, el último paso para despedirse del equipo de su vida tardará unos meses en llegar. Con la ya planeada ceremonia de retirada de su camiseta, los Celtics y Paul Pierce tendrán una noche más para celebrar su carrera. Una carrera que, tras cambiar en tres ocasiones de color, al final, y para irse con el que siempre le sentó mejor, volvió al verde.

Aquí es donde todo empezó. Y ahora es donde todo tiene que terminar. Clic para tuitear

 

 

 

Fuente: ESPN