Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics sumaron una nueva victoria en el partido que los enfrentó a los Atlanta Hawks en lo que, como se suponía en la previa, fue un partido dominado completamente a placer por los Orgullosos Verdes, con dos parciales de más de cuarenta puntos que los catapultaron por encima del tanque que tienen los de Atlanta en la actual temporada con un holgado resultado de 129-108.

Con un inicio completamente dominado a placer, racha de 17-3 y el otro equipo rehusándose a competir, los Boston Celtics tuvieron un partido muy tranquilo sin sobresaltos en el que pudieron, además, dar descanso de nuevo a Al Horford por su lesión y no necesitar de ningún esfuerzo extra a lo largo de los 48 minutos en los que lograron anotar 19 triples en 39 intentos, para un bestial 48% de acierto desde el perímetro.

Finalmente, el máximo anotador del partido fue Kyrie Irving, con 24 puntos, 7 asistencias y 4 robos en menos de 24 minutos de juego. Jayson Tatum sumó 22 y Marcus Morris 20, con otros dos jugadores por encima de los 15 puntos. Los Celtics no tienen descanso y en la noche del sábado se enfrentan con los Detroit Pistons en condición de visitante en la segunda noche del back-to-back de un inmejorable mes de diciembre para los Celtics de Brad Stevens.

 

 

Foto: Celtics.com