Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Hace unos días os traíamos un artículo que analizaba, de forma general, el hacer del equipo una vez pasado el ecuador de la competición. En “Pensamientos de mitad de temporada Celtics“, Andrés Villar, nos habla sobre el recorrido del conjunto de Stevens desde la lesión de Hayward hasta el viaje al viejo continente. Tras concluir mi compañero que “Nada ha salido como se esperaba tras el traspaso de Kyrie Irving en agosto”, hoy toca hilar más fino y centrarnos en cada variante de la ecuación… poniendo nota a cada uno de los jugadores.

TITULARES

 

Kyrie Irving

24 puntos 5 asistencias 3.5 rebotes 47.7 % TC 38.9% T3

Pese a tener un largo camino que recorrer para completar su adaptación al sistema, el base ha cumplido con creces las expectativas que generó su traspaso.

Si bien por momentos se le ha notado obcecado y asumiendo más responsabilidad de la que debería en ataque, también se han visto pinceladas de integración en un ofensiva más dinámica y generosa, demostrando que su talento no tiene límite en cuanto a generar puntos, tanto propios como ajenos.

Defensivamente estamos ante el mejor Kyrie que podíamos imaginar, aunque es cierto que no era difícil superar sus antecedentes. Aun con lapsus en varios partidos, el jugador está jugando con compromiso, esforzándose y no siendo un agujero defensivo. En la primera parte de la temporada pudimos ver su inteligencia a la hora de leer las líneas de pase, y aunque bajó su rendimiento a la par que todo el equipo, lo mostrado cumple de sobra con lo que cualquiera hubiese pedido.

Fuera de la pista, y sin saber en cuántas sectas y grupos cospiranoicos habrá intentando inscribir a los más maleables del vestuario, parece que está actuando como el líder que buscaba ser al salir de la sombra de LeBron James. Con buenas declaraciones y tomando el mando del vestuario en los momentos difíciles, Irving ha comenzado su etapa en Boston con los galones bien cosidos a su chaqueta.

Nota del Despacho: 9

 

Jaylen Brown

14.2 puntos 5.7 rebotes 1.3 asistencias 46.5 % TC 39.1% T3

Vaya marrón le cayó a nuestro amigo Brown esta temporada (disculpad el chiste malo).

Segundo año de tu carrera y partes, en principio, como el mejor defensor perimetral del equipo. Ya sabes que te vas a tener que comer a los Wall, Curry, Walker, DeRozan o Dinwiddies de turno, pero es que además el chico nuevo se lesiona, y tienes que ayudar en ataque para compensar su baja.

Jaylen ha demostrado un carácter increíble en esta primera mitad de temporada, ganando partidos para un equipo falto de ideas, y siendo en gran parte de los mismos la segunda arma ofensiva tras Kyrie Irving. Es cierto que ha tenido sus altibajos, pero su producción ha aumentado mucho respecto a su temporada de novato, y salvo su gran problema con los tiros libres, su efectividad está siendo más que correcta.

Dentro de la pelea de jóvenes de estos Celtics, siempre me ha gustado definir la “batalla” entre Jaylen y Jayson como aquella en la que se enfrentan: “Ese jugador al que el baloncesto le da masajes vs aquel jugador al que el baloncesto le da hostias en la cara“. El mérito de Brown es alabable, y su primera mitad de temporada digna de muchos elogios, dicho esto: ¡Mete los p***s tiros libres h**o de p**a!

Nota del Despacho: 9

 

Jayson Tatum

13.9 puntos 5.5 rebotes 1.3 asistencias 49.9 % TC 45.9 % T3

Los rookies que están llegando a estos Boston Celtics no se encuentran en una posición fácil, mucho menos cuando tu nombre ha sido el tercero en pronunciarse la noche del Draft. Jayson Tatum tenía mucho que probar este año, y tras la lesión de Gordon Hayward, ha demostrado que de novato tiene muy poco.

El jugador ha sorprendido a todo el mundo con su actuación en esta primera mitad de temporada. El nivel de eficiencia, madurez y capacidad de liderazgo con el que ha jugado Tatum no es normal en un jugador de su experiencia, salvo que estemos hablando de una futura estrella.

Podría alargarme muchas líneas alabando al #0, y lo haré.

El ex-Blue Devil ha sabido cambiar su estilo de juego para conseguir adaptarse a una liga en la que no iba a poder producir de la misma forma en la que lo hacía en la universidad. Cuando digo que el baloncesto le da masajes mientras a otros le da golpes en la cara, me refiero exactamente a esto. El enorme talento que atesora Tatum le hace posible realizar modificaciones en su estilo que a otros jugadores le llevarían años, convirtiendo al novato en un arma ofensiva temible.

En defensa ha sabido cumplir su papel con creces, haciendo de sus brazos la pesadilla de cualquier contrario que se encuentre confiado tras haberlo rebasado.

El futuro es brillante para este chico, pagar el League Pass ha merecido la pena simplemente para ver sus jugadas a cámara lenta, y solo lleva con nosotros unos cuantos meses.

Nota del Despacho: 10

 

Al Horford

13.4 puntos 7.9 rebotes 5.3 asistencias 51.9 %TC 42% T3

El dominicano cada día se encuentra más cómodo y esto no puede significar otra cosa que victorias para los Celtics. La estrella en la sombra, el jugador que hace funcionar todo, empezó la temporada como uno de los candidatos a defensor del año, liderando una defensa que pulverizaba cualquier ataque.

Su nivel ha ido a la par que el del equipo, aunque se podría decir que el del equipo ha ido a la par que el suyo y no estaríamos tan desatinados. Su importancia en el sistema es indiscutible, la falta de ideas cuando no está en pista a veces resulta asfixiante, y en este segundo año está sabiendo encontrarse en ataque, tomando más protagonismo anotador cuando se le necesita.

Su bajada de peso no ha supuesto una reducción en sus prestaciones, y el rendimiento del equipo pasa porque su termómetro funcione bien.

Nota del Despacho: 8.5

 

Aron Baynes

6 puntos 5.3 rebotes 0,9 asistencias 48.5 % TC

La labor de un soldado es cumplir con su cometido sin rechistar, y con el fichaje del australiano los Boston Celtics buscaban a alguien que patrullara su zona de forma eficiente, ni más ni menos. Misión cumplida soldado Baynes, descanse un rato que lleva tres “casi-posters” de media por partido, le tiene que doler su gran “Australia“, como diría el bueno de Tommy.

En estas valoraciones tienen mucho que ver las expectativas, y de Aron Baynes me esperaba exactamente lo que ha hecho. Su nivel de inteligencia defensiva es de los más altos del equipo, y las alineaciones en las que aparece su nombre son de las mejores de la liga en este apartado. Su nivel de consistencia es clave en unos Celtics que, quién lo diría, han vuelto a la élite defensiva jugando más tradicional de lo esperado, todo gracias a Baynes.

Un seguro en defensa que en ataque está participando gracias a una buena muñeca y cierto manejo del gancho a lo Amir Johnson, aunque cada vez que lo intente muera un gatito.

Nota del Despacho: 8

 

BANQUILLO

 

Marcus Smart

9.8 puntos 3.6 rebotes 4.7 asistencias 34.6 % TC 29% T3

De Marcus siempre esperamos más, y empiezo a pensar que si estamos decepcionados con su rendimiento es más problema nuestro que suyo. Todas las temporadas, y no lleva tantas, soñamos con que de un vuelco a sus porcentajes de tiro, convirtiéndose en un jugador diferente. Y esta es la clave, puede que debamos asimilar que Smart no va a convertirse en ese tipo de jugador.

Porcentajes aparte, y con un buen tramo en los últimos partidos del año, el base tejano vuelve a mostrar una mejora en su capacidad de organización, añadiendo recursos y sabiendo ejecutar en estacionado a buen nivel. Cuando al equipo no le entran los tiros, su pausa y saber hacer están siendo claves para poder aguantar el ritmo.

Defensivamente sigue un paso por delante del resto del equipo, y aunque decíamos que Brown y Horford están mostrando un nivel general mejor, cuando toca ir al barro y parar al mejor jugador rival, Marcus siempre va a estar ahí.

Lento pero seguro, Smart sigue mejorando su juego temporada a temporada, y aunque esperábamos un salto más grande al ser este su año de contrato, su impacto en el equipo es imprescindible.

Nota del Despacho: 7.5

 

Terry Rozier

9.3 puntos 4.4 rebotes 2 asistencias 40 % TC 37.2 % T3

Intentar analizar la temporada de Rozier resulta complicado, ya que ha sido irregular y llena de altibajos.

Su nivel defensivo ha sido muy notable durante lo que llevamos de curso, brillando al inicio y manteniendo el ritmo cuando el equipo empezó a flojear. El sistema que intenta implantar Stevens beneficia sus características, y se ha encontrado mucho más cómodo que en temporadas anteriores.

Ofensivamente sigue siendo el reactor nuclear impredecible que ha mostrado toda su vida, dando aire desde el banquillo en varias ocasiones, y siendo un desastre en otras tantas. En las últimas semanas parece haber encontrado el punto ideal en su juego, aportando con consistencia a nivel anotador y en momentos importantes de los partidos.

De continuar a este nivel, el de Ohio se convertiría en el base suplente ideal, y en una de las piezas más importantes para el equipo. Pero ya sabemos que los trenes a veces llegan a la hora y otras no, por lo que no me atrevo a asegurar nada.

Nota del Despacho: 7

 

Shane Larkin

3.5 puntos 1.2 rebotes 1.1 asistencias 40 % TC 39 % T3

La solución de emergencia de Stevens ha resultado ser una gran adquisición este verano. Si bien no siempre cuenta con minutos importantes, el entrenador lo busca cuando necesita cambiar el ritmo de los partidos, ya sea con anotación o mediante una asfixiante defensa en el base rival.

Larkin ha sabido encajar en ese tipo de rol de manera perfecta, ganando varios partidos y sabiendo producir con poco tiempo en cancha.

Nota del Despacho: 7

 

Semi Ojeleye

2.4 puntos 1.9 rebotes 31 % TC 29 % T3

Una segunda ronda no puede soñar con un debut mejor que el que ha tenido Terminator. Tardó unos partidos en entrar en la rotación, pero su defensa y versatilidad terminaron convenciendo a Stevens para no dejarlo mucho más tiempo en el banquillo.

Si la idea al escogerlo era contar con un alero 3+D, los Boston Celtics pueden estar contentos porque la mitad de la suma ha resultado más que positiva. Se ha encargado de jugadores de todos los rangos y alturas, sabiendo realizar muy bien ese papel de stopper desde el banquillo que puede cortar una racha del mejor jugador rival.

En ataque su rol es muy sencillo, y no está sabiendo ejecutarlo. Llegaba a la NBA promediando un 40 % en triples y no está siendo capaz de encontrarse con la nueva línea de tres a la que se enfrenta. En NCAA demostró tener muchos recursos ofensivos, y aunque no se le pide hacer lo mismo, es necesario que empiece a aprovechar sus oportunidades para que siga evolucionando y ganando más importancia.

Nota del Despacho: 7

 

Marcus Morris

11.4 puntos 5.2 rebotes 1.4 asistencias 41.5% TC 35.4% T3

Es difícil evaluar el rendimiento de Morris debido a su lesión, pero pese a tener un estilo que muchas veces saque de quicio al respetable, nadie puede negar que sus puntos están siendo vitales en momentos en los que el equipo no encuentra el aro.

Defensivamente está pudiendo demostrar bastantes condiciones para ganarse un hueco entre los mejores defensores del equipo, y a nivel de encaje, el rodaje y los partidos le ayudarán a encontrar su sitio en la rotación.

Nota del Despacho: 7.5

 

Daniel Theis

4.8 puntos 4.3 rebotes 52 % TC 24 % T3

El nivel de producción de Theis ha sorprendido a todo el mundo. Sabíamos que podía aportar, pero su capacidad para exprimir cada minuto que pasa en pista está siendo de lo mejor de la temporada.

A nivel instintivo es el mejor reboteador alto del equipo, y con solo 25 años, los Celtics cuentan con un defensor más que apto, capaz de asegurar el rebote, intimidar cerca del aro y aguantar ciertos cambios de marca en el perímetro.

Ofensivamente está sabiendo aprovechar sus pocas oportunidades de anotar, siendo muy agresivo en el rebote ofensivo y con buena muñeca en la media distancia. Uno de sus fuertes en Europa, el pick and roll, se está viendo limitado por el salto atlético que supone la NBA, pudiendo ver como muchos de sus intentos de finalizar terminan en tapón del rival o en un Theis quedándose corto.

Nota del Despacho: 8

 

Abdel Nader, Kadeem Allen, Jabari Bird y Guerschon Yabusele no han contado con suficientes minutos como para realizar una valoración objetiva de su rendimiento. Aunque podríamos destacar el buen papel del egipcio en la remontada contra Houston, y los sorprendentes minutos con los que está contando el francés, algo realmente inesperado.