Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics han finalizado su participación en la NBA Summer League, con una decorosa actuación que terminó en derrota frente a los Portland Trail Blazers. Es momento de sacar conclusiones y ver lo que nos depara el resto de la temporada baja.

 

Summer League de Las Vegas

 

El equipo de Jay Larrañaga tuvo un desempeño más que aceptable teniendo en cuenta el nivel de talento con el que se contaba este año y las bajas (obligadas y las que no) al momento clave de la competición.

Victorias ante Sixers, Hornets, Knicks y Heat y derrotas ante Denver y Blazers (esta ya en playoffs) fue el saldo numérico, pero si hablamos de juego tendremos que internarnos un poco más en lo que se vio en el desierto de Nevada.

 

Robert Williams: Lesiones, billeteras perdidas y más

 

La elección del último Draft de los Boston Celtics era el motivo principal que tenían todos los seguidores de los “orgullosos verdes” para ver la Summer League. Esta duró exactamente dos minutos más de la que lo hizo Gordon Hayward esta temporada. El bueno de Robert estuvo siete en cancha antes de quedar out por el resto del certamen.

Golpe en la rodilla derecha, la cual venía con problemas de tendinitis, determinaron que el pívot termine en el “dique seco” y nos quedemos con ganas de saber más de lo que insinuó en esos pocos minutos.

En su tiempo en pista mostró agilidad para correr la cancha, buen timing para los cierres defensivos, potencial de protección de aro y una prometedora expansión de su rango de tiro. Fuera de ella, siguió dando la nota, esta vez perdiendo su billetera en días consecutivos… si ya sé lo que están pensando…

 

 

Semi Ojeleye

 

El otro jugador a observar era el ex SMU. El alero tuvo un buen desempeño, mostrando algo más de determinación en ataque, pero todavía con inconsistencia en el tiro de tres puntos.

Se supo, por algunos de los enviados a cubrir el torneo, que se lo está preparando defensivamente para cubrir una eventual salida de Marcus Smart. En este aspecto del juego el #37 cumplió su cometido secando a uno de los mejores prospectos de la camada como Kevin Knox y su habitual despliegue físico fue indiscutible.

Los Boston Celtics hicieron efectivo su segundo año de contrato, por lo que lo veremos nuevamente de verde. Su rol variará según lo que ocurra con el ex Oklahoma State, pero se espera que tome un rol más protagónico en ataque tras un año parado en la esquina esperando por lanzamientos abiertos.

Antes de la Summer League estuvo trabajando con Drew Hanlen para añadirle más picante a su ofensiva.

 

 

Jabari Bird y Yabusele

 

El escolta, y ex compañero de Jaylen Brown en la NCAA, volvió a mostrar mimbres para hacerse un lugar en la plantilla permanente de los de Brad Stevens.

Sus 16.8 pts, 6 reb. 3 ast y un 57% en tiros de campo buena movilidad, tino para entrar al canasto (tanto con su mano fuerte como con “la de palo”) la confirmación de su jumper y explosividad fueron lo mejor en los de Larrañaga.

Si Abdel Nader estaba en la cuerda floja tras lo que había mostrado el escolta en temporada regular, la Summer League le ha dado el golpe de gracia. El hecho de ser agente restringido y el depender de las negociaciones de Marcus Smart son las únicas dudas al momento de confirmar su lugar.

Guerschon Yabusele fue el punto más flojo de los que tenían una lupa encima. Se lo vio pasado de peso, cometiendo errores defensivos y ofensivos que no son acordes a un pick 16 del Draft, y generando muchos interrogantes sobre su futuro.

Tener un año garantizado es lo que lo salvó de quedar fuera del plantel. Necesita urgentemente bajar de peso para ganar en movilidad y lograr consistencia ofensiva.

Los puntos positivos del #30 fueron los de siempre: buen tino para leer las jugadas en el poste alto y alimentar a sus compañeros, progresión con el tiro a lo largo del campeonato y esfuerzo en ambos lados de la cancha.

El debe es mucho más grande ya que le falta mejorar mucho en aspectos determinantes para el juego de los Celtics, sobre todo en defensa.

Otros jugadores a destacar: Trey Davis (pichón de Smart), Jarrod Uthoff (alero versátil) y Pierria Henry (algo egoísta, pero con talento).

 

Conclusiones

 

Los Celtics pueden contar con Semi Ojeleye para su rol limitado, Jabari Bird se ha ganado la posibilidad de un contrato garantizado, aunque seguro le lleguen ofertas de otros lados por lo que tendremos que estar atentos a como se desenvuelve este tema.

El francés necesita progresar en su juego y en su condición física si no quiere vivir vestido de cangrejo todo el año.

Williams es una incógnita, su problema en la rodilla es algo a seguir teniendo en cuenta que ya había algunas dudas sobre una enfermedad crónica. Lo más preocupante es su cabeza, muchas alarmas para muy poco tiempo. Esperemos que la compañía de Al Horford sirva de algo.

El Smart Gate continúa y promete estirarse hasta bien entrado el training camp. Según informa Adam Kaufman en su podcast, el mercado es muy restringido y probablemente termine firmando la oferta cualificada, lo que abre otro interrogante para el 2019 con los tres bases en condiciones de agentes libres.

 

Fuentes: Estadisticas NBA.com