Los Utah Jazz llegaron a Massachusetts y se fueron con una buena victoria por 99-94 con 25 puntos de Mike Conley mientras los Celtics siguen mermados y en esta ocasión, no contaron con Jaylen Brown ni Gordon Hayward en una nueva derrota en la recta final del torneo.


Los Boston Celtics salieron a la cancha con Kemba Walker, el cumpleañero Marcus Smart, Semi Ojeleye, Jayson Tatum y Daniel Theis. Para la visita, el quinteto inicial fue Mike Conley, Donovan Mitchell, Royce O´Neale, Bojan Bogdanovic y Rudy Gobert.

La primera mitad empezó con un buen nivel de los Celtics que rotaron la pelota y encontraron el tiro conveniente, pero tan pronto entró la banca, fueron los Jazz los que tomaron el control del juego, moviendo la pelota para desgastar la inestable defensa verde y seleccionar el tiro abierto una y otra vez, tomando ventaja de dos dígitos para irse al descanso.

La segunda mitad fue nefasta para los Celtics. Terminaron los últimos cinco minutos del tercer cuarto sin un gol de campo y con apenas dos puntos, el ataque no encontró su ritmo en ningún momento con decisiones bastante malas y especialmente, se notaba una clara diferencia entre el ritmo de juego de un equipo y otro.

De igual forma, los Celtics no lograron hacer la racha que les diera la chance de ganar el partido al final. Triples fallados consecutivamente por Wanamaker en los últimos dos minutos de partido fueron el detonante de una derrota anunciada por 99-94.
El máximo anotador de los Celtics fue Marcus Smart, con 29 puntos acompañad de los 18 tantos con 7 rebotes de Tatum que vio sus minutos cortados hasta los 32, según confesó Stevens post-partido, buscando mermar un poco la carga en el alero de los Celtics.

 

Foto: Celtics.com