Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Desde el final de la temporada pasada, Marcus Smart se empezó a preparar para un nuevo desafío. Con la partida de Avery Bradley y Jae Crowder, el base texano deberá cumplir un rol más específico en funciones defensivas perimetrales y, para ello, estuvo realizando una transformación corporal drástica.

 

Debido a la conformación del plantel pasado, el ex Oklahoma State tuvo que subir de peso para lograr los requerimientos de polifuncionalidad defensiva que se le pedían. Marcar small forwards y power forwards requiere de mucha fuerza y de un equivalente en peso para no ser arrastrado a la pintura. Así fue que el bueno de Marcus Smart dedicó su tiempo a ganar volumen pasando los 100 kg con creces.

Realizar defensas a jugadores tan diversos como Kristaps Porzingis, Paul Milsap, Lebron James o Harrison Barnes era lo que tenía en mente Brad Stevens en el curso pasado, pero con la llegada de varios aleros como Jason Tatum, Semi Ojeleye, Marcus Morris y Gordon Hayward estas necesidades están cubiertas, pero quedan por resolverse otras tras las migraciones de postemporada.

Veníamos diciendo en los podcast pasados que las imágenes provenientes de Massachusetts nos devolvía un Marcus Smart más estilizado, y nuestra presunción de que se le había pedido que bajara de peso para reemplazar en funcionalidades a Avery Bradley, fue confirmada por el mismo jugador recientemente.

“He estado trabajando en mi juego y preparándome para un papel más importante. Los Celtics esperan que lo haga y esté listo, así que estoy preparado para lo que sea”.

“Hablé varias veces con Danny y Brad antes de que ocurriera algo (los traspasos), y durante la temporada querían que asumiese más responsabilidades. Y ahora se hace realidad. No tenemos a Avery, no tenemos a Jae, mucha responsabilidad está en mis hombros”.

Con la confirmación de lo que veníamos sospechando, puede que todo esto indique que a Marcus Smart se le estén abriendo las puertas para ser el acompañante de Kyrie Irving, aunque antes tendrá que disputar en el tranining camp una lucha con Jaylen Brown por dicho puesto.

Con su año de contrato por delante, que el jugador muestre este tipo de disciplina ante los requerimientos del cuerpo técnico y de la directiva (parece ser que hubo un reto por su descontrol alimenticio a finales de temporada), muestra a las claras su determinación por continuar en el proyecto.

No lo tiene fácil el base. Danny Ainge solo ha renovado un contrato en los últimos cinco años y este ha sido justamente el de Avery Bradley tras la expiración de su contrato rookie. Los demás jugadores que han llegado a la situación de agente libre restringido están jugando en otro equipo o en otra liga; tal es el caso de los Jared Sullinger, James Young, Kelly Olynyk…

“He estado en el gimnasio sin parar, comiendo bien (contrató un nutricionista), asegurándome de que mi cuerpo este saludable”.

 “Soy una nueva versión de mí mismo. Estoy más explosivo y sano. Esto es muy importante para mí. Tenía que cumplir con el plan. Estoy muy concentrado y me centré en ello este verano “.

Los resultados están a la vista, ha perdido 20 libras en dos meses (9 kg) y se lo ve con el cuerpo tonificado y trabajado para ganar velocidad y explosión.

Esto será clave, ya que deberá cumplir con funciones de guardaespaldas de Kyrie Irving (quien no destaca por la marca justamente) y tomar el rol que venía llevando hasta el momento Avery Bradley, como el alma defensiva del equipo.

Si tomamos en cuenta que el conjunto de Brad Stevens no deberá penar ya con el miss match crónico que suponía la presencia de Isaiah Thomas, seguramente veamos una nueva versión defensiva del equipo, mucho más agresiva en el perímetro y con un mayor índice de intercambios de marcación.

Marcus Smart es consiente que las responsabilidades anotadoras de Irving (similares a las Thomas) necesitarán de una funcionalidad especifica en su juego para lo que tiene que estar preparado.

“Kyrie es como Isaiah en cierto modo, ambos traen ese tipo de dureza como bases más pequeños. Ellos jugaron por encima de las expectativas de todo el mundo. Ambos pueden anotar muy bien y dominar el juego, especialmente en el último cuarto”.

“Realmente he estado trabajando en mi juego y preparándome para un papel más importante. Los Celtics esperan que yo lo tome y esté listo, así que estoy preparado para lo que sea”.

El año más importante de su carrera profesional esta por delante y con una mayor responsabilidad por venir. El futuro y éxito del equipo está en manos de su rendimiento como nuevo referente defensivo y símbolo de una identidad que hay que refundar.

Si algo sabemos es que Marcus Smart será el encargado de comandar la facción destructiva del equipo, pero a su vez, será el nexo y puente del equipo de años anteriores. Tanto el cuerpo técnico como la dirigencia confían en que el jugador abrace este rol, y conociendo al bueno de Marcus, sabemos que “recogerá el guante”.

 

Fuente: Declaraciones extraidas del Boston Globe

Foto: Kelt Allison (cc)

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!