Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

La relación entre el premio a Mejor Defensor del Año en la NBA (NBA DPOY) y la posición de base siempre ha sido complicada, desde que dicho galardón se empezase a entregar en el año 1983, solo un base ha tenido el honor de recibirlo: Gary Payton en la temporada 1995/96. Históricamente ha sido un premio otorgado a jugadores altos con grandes cifras taponadoras, salvo en aquellas poquísimas excepciones en las que algún escolta logró vencer a Goliat.

 

Por suerte o por desgracia, desde que la estadística avanzada entrase en el mundo del deporte como Roma por Cartago, esta tendencia parece estar cambiando. Jugadores que hacen mucho más que taponar han sido los ganadores de este premio en los últimos años, con un alero como Kawhi Leonard levantándolo en dos ocasiones y Draymond Green, el único center en la historia en ser más bajito y promediar menos tapones que su alero, en una.

 

Marcus Smart, el mejor base defensivo de la NBA en la actualidad

Lo único que tenían claro los aficionados de los Boston Celtics en junio de 2014, es que la adaptación defensiva de su nuevo rookie no iba a ser un problema. Etiquetado como gran defensor y bestia competitiva desde sus años en el instituto, el base de Dallas tardó un total de 10 segundos en adaptarse a la liga en este costado de la cancha y un par de meses en ser reconocido por Kevin Garnett como perro de presa oficial de los Boston Celtics.

Tras cuatro temporadas en la NBA en la que su impacto defensivo no siempre se vio reflejado en números a causa de tres principales razones: falta de minutos, alternancia de posiciones y emparejamientos muchas veces desfavorables en lo que a altura se refiere; desde que Brad Stevens le insertó en el quinteto titular al lado de Kyrie Irving parece que todo está empezando a caer en su sitio. En la actualidad, Marcus Smart es:

  • 10º en la NBA en robos, el único del top 10 que juega menos de 30 minutos por partido.
  • 1º de la NBA en robos si trasladamos sus números a 36 minutos por partido.
  • 20º en DRPM (más/menos defensivo), para un 15º en el total.

Huelga decir que en todas esas categorías es el base que ocupa la posición más alta. Como todo en esta vida, habrá gustos y opiniones, yo soy el primero que defiende que Marcus Smart lleva al menos desde la 2016/17 siendo el mejor base defensivo de la NBA pero los números no me daban la razón; pero a día de hoy lo hacen y le otorgan tal reconocimiento. Es por esto que, cuando empecé a plantear este artículo, no quería hablar de los famosos intangibles que llevan años haciéndole especial y que no siempre se reflejan en la boxscore, como todas las veces que una muy buena defensa suya acaba en un robo para un compañero o en un fallo del rival. También me propuse no escribir ni una sola vez ‘winning plays‘ ni hablar de todas las ocasiones en las que los Celtics ganan el partido gracias a que él asume el reto de defender al mejor jugador contrario durante el clutch, sin importar que le saquen 10 (Kawhi Leonard) o 20 (Marc Gasol) centímetros. Pero no puedo obviar este hilo de Jay King.

Básicamente, Marcus Smart es también el único base de la NBA que puede y defiende cualquier posición de manera efectiva.

 

The best since Payton?

La 1995/96 fue la temporada que sirvió a Gary Payton para hacerse con el DPOY y, aunque haya quien afirme que el base ni siquiera era el mejor defensor de su equipo, se ha quedado como la vara de medir a la hora de establecer si un base merece siquiera entrar en la conversación par dicho galardón; no hablemos ya de ganarlo. En las contadas ocasiones en las que los aficionados pedían que al menos se tuviera al Rajon Rondo, Chris Paul o Jason Kidd de turno en la conversación, Gary Payton era el primer nombre que salía a colación.

Jugador Robos (36’) Tapones (36´) DBPM DWS
Gary Payton (1995/96) 2,6 0,2 1,4 5,6
Jason Kidd (2005/06) 1,8 0,4 2,7 5,6
Chris Paul (2008/09) 2,6 0,1 2,1 5
Rajon Rondo (2007/08) 2 0,2 2,7 4,9
Marcus Smart (2018/19) 2,4 0,5 1,6 3

 

Mirando la tabla y teniendo en cuenta que, a causa de no haber jugado como titular durante toda la temporada, Marcus Smart sale beneficiado en las dos primeras columnas y perjudicado en las dos últimas, se puede afirmar sin temor a equivocarse que su curso 2018/18 está no solo a la altura de aquel que le valió el DPOY a Payton sino de las mejores desde entonces. Bueno, eso y que Jason Kidd tuvo muy mala suerte de coincidir en la NBA con Ben Wallace.

 

La carrera por el DPOY 2018/19

Si un nombre está sonando por encima de todos para hacerse con este premio es el de Paul George. El alero de los Oklahoma City Thunder está jugando su mejor temporada en ambos lados de la cancha desde que llego a la NBA, y con el mérito añadido de hacerlo al lado de Russell Westbrook. Junto al alero, otros nombres que están sonando  son los del dos veces ganador Kawhi Leonard, más por costumbre que por méritos reales, y Joel Embiid. Comparando sus estadísticas vemos que, pese a su desventaja en minutos y tamaño, Marcus Smart no solo aguanta el tirón sino que destaca en dos de las cuatro categorías.

Jugador Robos (36’) Tapones (36´) DBPM DWS
Paul George 2,3 0,5 3,3 1
Kawhi Leonard 2 0,5 2,2 0,8
Joel Embiid 0,6 2 2,8 2
Marcus Smart 2,4 0,5 1,6 3

Como ya dije anteriormente, cada uno tendrá su opinión y, por tanto, su favorito, pero nadie puede negar a Marcus Smart su puesto en la carrera por el DPOY.

 

  • Fuentes: BasketBall-Reference y stats.NBA.