Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Luego de la gira que terminase con la racha de 16 victorias consecutivas, los Celtics retornaron al TD Garden (vestidos por primera vez de negro y verde) para  derrotar 118 a 103 a Orlando Magic.

Los de Brad Stevens saltaron a cancha con: Kyrie Irving, Jaylen Brown, Jayson Tatum, Marcus Morris y Al Horford. Por los visitantes (con la ausencia de su rookie Jonathan Isaac) presentaron el siguiente quinteto: Elfrid Payton, Terrence Ross, Evan Fournier, Aaron Gordon y Nicola Vucevic.

En un comienzo bastante desprolijo y con muchos errores no forzados, los Celtics se posicionaron al frente del marcador a base de un muy buen movimiento de pelota y una excelente anotación desde la línea de 7.25 mts.

Jayson Tatum y Kyrie Irving lideraron a los locales con un Al Horford en su mejor faceta asistidora  (8 en el primer tiempo). Por el lado de los de Florida, tanto Payton como Vucevic complicaron a los de Stevens, sobre todo yendo en reiteradas oportunidades a la línea (los árbitros estuvieron demasiado “finos”).

 

El partido cambió completamente con la entrada de la banca que, anuló por completo a la ofensiva visitante, con un trabajo excepcional del trio Baynes/Smart/Ojeleye.

La segunda unidad de los Celtics, que venia naufragando en los últimos enfrentamientos, pudo encontrarse con el aro definitivamente para despegarse en el marcador. Terry Rozier (23 pts carrer high) fue el motor de los secundarios, que lograron situarse en ventaja por más de 20 pts.

La defesa y la transición fueron fundamentales (en la primera mitad) para alcanzar el máximo de anotación en un parcial hasta el momento: 73 pts.

 

El complemento duró apenas siete minutos, cuando Kyrie Irving puso la ventaja máxima y elevó su cuenta personal a los 30 pts.

A partir de ese momento y con la salida de casi toda la plana mayor, incluyendo a Jaylen Brown y Jayson Tatum, el partido dio un vuelco por completo. Unos Celtics apáticos en defensa y erráticos en ataque, dejaron acercarse a los Magic hasta los 14 pts.

La flojísima actuación de Yabusele y un inspirado Marreese Speights desde la línea de tres puntos, pusieron un sabor amargo a una actuación hasta el momento intachable.

Con la vuelta a cancha de Aaron Baynes y un asertivo Terry Rozier se terminó por definir el encuentro.

Los Celtics vuelve a jugar en la jornada de hoy cuando visiten Indianápolis para enfrentarse (por primera vez) a los Pacers.

Antes de irnos les dejamos esta perlita de Jaylen Brown:

 


Fuente:

Foto y videos @celtics

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!