Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics recibían a los Milwaukee Bucks por el segundo partido de su serie de primera vuelta de Playoff. Los locales buscaban mantener la ventaja de la locaria, luego de su trabajada victoria el día Domingo.

 


 

El inicio del juego mostró muchas similitudes con el vivido dos días atrás. Los Celtics comenzaron con una brillante defensa colectiva, alternando las marcas sobre Giannis Antetokumpo. Si bien varios intentaron frenar su marcha, fue el dominicano Al Horford quien tenía la principal responsabilidad sobre el griego. Mientras tanto, en ofensiva, los caminos para anotar para los de Massachusetts estaban abiertos.

Penetraciones costa a costa, tanto de Horford como de Brown, exponían el mal retroceso que mostraban los Bucks. Mientras que Tatum se encontraba errático, el juego ofensivo se volcaba sobre dos principales figuras: Terry Rozier y Jaylen Brown.

 

 

 

Ya con el inicio del segundo cuarto, la tónica del encuentro continuaba siendo similar al juego 1. Un arranque furioso de los visitantes (con una racha de 13-0) limaba la diferencia obtenida por los Celtics en el primer cuarto. Aunque a diferencia del Domingo, en esta ocasión, la reacción vino rápidamente. Una racha de 7-0 (otra vez liderada por Rozier y Brown) volvían a abrir un margen que la banca se encargo de mantener. Marcus Morris destacaría con dos triples mientras Larkin encontraba a Monroe solo para un doble fácil.

 

En el cierre, a pesar de haber caído por dos unidades (29-27) se vería a unos Celtics mucho más firmes en comparación con el juego 1, cerrando la primer mitad 60 a 51.

 

Para la segunda mitad, los Celtics no querían repetir los errores cometidos el juego anterio y respaldados con brillante defensa de Horford y acrobáticos movimientos de Rozier. Los locales conseguían puntos por muchos caminos, y por medio de varios jugadores. Con un Brown bestial, haciendo de todo, el tercer cuarto se tornaría aun mas a favor de los Celtics. Penetracion, tiros a media distancia, y triples. El numero 7 hizo de todo sin encontrar oposición alguna.

 

 

A pesar de un par de lanzamientos de Middleton desde la línea de 3, la ventaja con la que los Celtics se fueron al último cuarto fue de 15, gracias a un triplazo de Larkin sobre la bocina.

 

 

El inicio del último cuarto, mostraría a unos Bucks desesperados por reducir la ventaja. Colocando una formación súper baja, con Giannis de 5, buscaban darle ritmo a la ofensiva. Pero los Celtics, sustentados con un tremendo Horford, obligaban a trabajar de mas para apenas conseguir algunos puntos. Al otro costado, un sencillo pero efectivo movimiento de balón de los Celtics, exponían las debilidades defensivas de sus rivales.

 

A pesar de estos problemas, los Bucks lograron colocarse a solamente 10 puntos cuando aún faltaban 4 minutos. Pero un par de buenas canastas de Morris, más un triple de Rozier, terminarían sentenciando la historia.

 

 

Al final, seria victoria para los Celtics por 120 a 106

Sustentados por un muy sólido rendimiento colectivo, pero sobre todo sabiendo cuando frenar cada arremetida del equipo rival, Boston consiguió logro ganar un partido en donde se destacaron Jaylen Brown con 30 puntos, siendo el jugador mas joven de la historia de los celtics en lograr esa cantidad en un partido de playoff. Además, Rozier con 23 puntos y 8 asistencias y Al Horford con 16 puntos fueron piezas fundamentales en esta victoria.

 

Fuente:

Foto: http://www.nba.com/celtics/