Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

El uno y el dos del Este se enfrentaban en Orlando, y los Celtics, impusieron su gran presente para llevarse el partido 104 a 88.

Con la inclusión de Marcus Morris desde el comienzo, los Celtics saltaron a la cancha frente a una de las sorpresas de este principio de temporada. Los minutos iniciales mostraron inconvenientes en ataque estacionado, pero fueron resueltos nuevamente por el ajuste defensivo y un mejor movimiento de balón de la segunda unidad.

Los Magic apostaron por el triple, pero fueron contenidos de manera continua por una muy agresiva marca de los de Stevens. Los únicos recursos que le quedaron al local fueron atacar en reiteradas oportunidades a Kyrie Irving (de mal partido).

Al Horford forzó a Vucevic a salir al perímetro, donde el dominicano impuso su gran presente desde la línea de tres puntos (3-3) y mantener, de esta forma, una distancia prudencial al finalizar el primer tiempo.

 

La segunda mitad mostró lo mejor de los Celtics en el costado defensivo. Varios ajustes de importancia, como la entrada de Shane Larkin para seguir por toda la cancha a Simmons, y un Ojeleye destructivo sobre Aaron Gordon.

El buen pasaje de la segunda unidad comandada por Marcus Smart (11 pts. 8 reb. 8 ast y 3 robos) terminó liquidando el encuentro a mediados del último cuarto, tras dos geniales defensas de Jayson Tatum vs Gordon, con su contrapartida en el otro sector de la cancha (13 pts. 4 reb. 3 ast 1 robo).

Para destacar el partido de Marcus Morris (12 pts. 7 reb. 2 robos) tanto en defensa como en ataque, en algunos pasajes del tercer cuarto, momento en que remató su faena con un circus shoot antológico.

 

Jaylen Brown (18 pts 7 reb) comenzó el partido muy errático, pero pudo corregir durante el resto del partido continuando con su buen pasar en defensa y lidiando nuevamente con sus problemas desde la linea (tiene que corregir esto urgente).

Los Celtics enfrentarán a los Hawks en Atlanta el día de hoy y recibirán a los Lakers el miércoles en el TD Garden. La racha continua, pero hay puntos en los que Brad Stevens tiene que poner mucha atención, sobre todo en la movilidad en ataque estacionado. Por el momento, la defensa y el rebote siguen alimentando la casilla ganadora, pero puede ser un tema preocupante cuando el nivel de los rivales se acrecienten y el paso del tiempo merme la intensidad.

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!