Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

 

No es ningún misterio que la actual plantilla de los Boston Celtics es versátil y profunda. Si buceamos hacia el fondo de la misma, descubriremos que Brad Stevens cuenta con una gama muy variada de talento y jugadores con habilidades específicas que le pueden servir para diferentes situaciones de juego. Cuando las necesidades apremian, pueden aparecer jugadores con ciertas habilidades para torcer la balanza a favor. Aquí en el Despacho hemos analizado muchísimas y variadas situaciones de juego durante este gran inicio de la temporada. Los nombres propios tampoco han escapado a la minuciosa lupa de mis colegas. Pero hay ciertos aspectos puntuales que merecen la pena observar con más detenimiento.


 

Actuando como los grandes inventores, el coach del equipo de Massachusetts, Brad Stevens, jamás se mostró dubitativo a la hora de experimentar con diferentes alineaciones y combinaciones de jugadores. Desde la temporada pasada ha mostrado cierto interés en alinear a tres bases en cancha al mismo tiempo. Evaluaremos con qué nivel de éxito se lleva a cabo esta formación.

 

Durante la campaña pasada fueron varios momentos en los que vimos como en cancha compartían tiempo Thomas, Smart y Rozier. De todas las variantes con las que contaba el entrenador de Los Orgullosos Verdes, los tres bases juntos compartieron la mayor cantidad de minutos al lado de Horford y Crowder. Y si uno analiza los números globales de la pérformance de esta alineación, observa que no lo hacía tan mal como todos creíamos.

Alineacion 3 bases 2016/2017Apelando a la memoria, lo que más se le criticaba a esta formación de 3 bases era la dificultad para mantener al rival sin anotar. Una formación pequeña de por sí, que encima contaba con la presencia de Thomas, daba muchas ventajas en el apartado defensivo, a pesar de contar con buenos defensores. Otro reproche era la insistencia en que sea Rozier quien fuera el conductor principal, siendo este el más revulsivo y menos fiable en ese aspecto.

 

Como nos acostumbró desde su llegada a Massachusetts, Stevens comienza la temporada con muchas ideas y proyectos. La poca cantidad de minutos de su experimento de 3 bases se debió a lo poco confiable que resultó, a pesar de que los números insinúan lo contrario.

 

Mejor talento, mas variedad

Los cambios en el roster, sumado a la evolución de los jugadores, hacen que en esta temporada los experimentos del entrenador continúen. Emulando al gran Nikola Tesla, Stevens continua experimentando sin rendirse, dándole volumen y tiempo de juego a sus alineaciones con 3 bases.Alineacion 3 bases 2017/2018

La mejoría mas notoria se ve desde el lado de la defensa. En este inicio de campaña ha sido sorprendente como todos los jugadores de los Celtics han rendido en ese costado de la cancha. En el caso de esta alineación, la mejoría sustancial se explica en no tener que esconder a un jugador como Thomas. Irving, por más que no sea un excelso defensor, tiene la altura suficiente como para mantenerse con su marca.

 

Si bien esta alineación anota menos, vale la pena destacar que el nivel ofensivo de los Celtics en general no ha sido el mejor, dependiendo mucho mas del isolation y moviendo menos el balón. Uno estima que conforme avance la temporada el nivel ofensivo crecerá, y será clave como se mantenga la defensa para que esta formación de tres bases siga teniendo minutos.

 

Shane Larkin, la diferencia sustancial como cuarto base

 

Mientras la campaña pasada los Celtics tenían a 4 bases en su plantilla, solo 3 de esos eran fiables, mientras que el cuarto (Demetrius Jackson) apenas ingresaba cuando el resultado de los encuentros estaba decidido. En esta temporada ese puesto de 4º armador está muy bien cubierto por Shane Larkin.

El ex Universidad de Miami tuvo problemas para encontrar su lugar en la liga. Integró 3 franquicias en igual cantidad de años, y solo en Brooklyn (su último equipo) supo mostrar flashes de sus habilidades. La campaña pasada llevó su juego al viejo continente, formando parte del Baskonia, anotando 13,1 puntos y repartiendo 5,7 asistencias de promedio.

 

Vale la pena recordar que, en su momento, Larkin fue un pick de primera ronda, que llegaba a la liga con buenos pergaminos desde la universidad, sobre todo en su temporada de sophomore. Desde que ha estado en Boston, cada vez que le ha tocado ingresar, pudo dar la talla, aportando en un ambos costados del campo.

 

 

Se ha vuelto una variante más que interesante para Brad Stevens. Es un muy buen suplente, que suele generar buenas acciones cuando ingresa a la pista. Con un buen control del balón, es un complemento ideal para las alineaciones con tres bases que proyecta el entrenador. De hecho, él integra la alineación que mejor diferencia de puntos registra (con un mínimo de 15 minutos)Alineacion alternativa 3 bases 2017/2018De las formaciones con 3 bases, esta ha sido la más redituable de todas, por dos factores fundamentales. El primero es la defensa, en donde los 5 interpretes tienen buen tino para detener a su rival. Larkin en particular quizás no destaca como un defensor voraz, pero si es inteligente para cortar líneas de pase, y se sabe mantener frente a su rival, a pesar de no tener un físico inmenso. Por otro lado, en la ofensiva se siente cómodo con el balón en sus manos, pero no se rehúsa a jugar off ball, y si bien no es un tirador nato, registra 32% desde la línea de triples. No es un porcentaje confiable, pero si el suficiente para que su defensor asignado tenga que preocuparse por cerrar ese disparo.

El entrenador de los Celtics puede estar tranquilo, y contento, ya que posee un roster que le permite continuar con sus inventos y buscar variantes. Podemos observar que los proyectos de Stevens, y la búsqueda de alineaciones con 3 bases, se van a continuar dando, conforme el rival así lo exija, y el talento de la plantilla lo permita.

 

Foto: Hardwood Houdini