Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Y con la traca final de los fuegos artificiales (bombas que no consiguieron despertar a un servidor de su profundo sueño), Danny Ainge ha conseguido su ansiada estrella de 25 años. Los Boston Celtics adquirieron en la madrugada del miércoles 23 de agosto al base de origen australiano Kyrie Irving, y si bien el traspaso es doloroso por lo que se va, tanto el General Manager, como el que escribe estas líneas, van a intentar poner un poco de sentido en un traspaso que, sin duda, va a dar mucho de lo que hablar.

 

Partiendo de que, aun entendiendo un hecho, no tiene por qué  gustarte, vamos a analizar las razones de este movimiento con el que hemos tenido que desayunar muchos.


Danny Ainge no quería darle un máximo a Isaiah Thomas

 

La primera razón es obvia, el director deportivo de los Boston Celtics no se sentía cómodo con la idea de ofrecer un gran contrato a Thomas. La situación era difícil, me imagino que Ainge se encontraba en una encrucijada: no le cerraba la idea de llenar el camión de billetes, pero sabía que tenía que hacerlo, no pudiendo en ningún caso dejar marchar a Thomas sin un sustituto de, por lo menos, el mismo nivel.

Y, ¿qué haces cuando no estás cómodo a la hora de tomar una decisión? Pues intentas no tener que tomarla.

Con esto en mente, no me extraña para nada que el GM haya incluido en el traspaso el pick de Nets, sabiendo que en principio los Cavaliers saldrían ganando. En la mente de Danny Ainge, la situación contractual de Isaiah Thomas era una derrota sin posibilidad de victoria, no quería renovarle por tanto dinero. Si dando el pick de Nets, del que luego hablaremos, consigue un base de similar nivel y más joven, lo iba a hacer.

Una derrota en este traspaso puede suponer una victoria a largo plazo.

Kyrie Irving tiene contrato hasta la 2019-2020 (este último año es opción del jugador), cobrando unos 20 millones de dólares. En materia salarial el traspaso cobra sentido.

 

Kyrie Irving tiene 25 años

 

Entrando en motivos deportivos, y dejando para otros artículos un análisis más exhaustivo del juego de Irving, y de su encaje en los Boston Celtics, Danny Ainge ha conseguido al jugador que lleva buscando tanto tiempo.

“Creo que es muy raro tener la oportunidad de traspasar por un jugador de 25 años que ha hecho lo que ha hecho en su carrera y con ese arsenal ofensivo”, decía Danny Ainge tras el anuncio del traspaso. “Sé que estamos pagando mucho. Nos encantan los jugadores que teníamos aquí, y realmente no queríamos dar ninguna de esas piezas para que el traspaso se cerrase, pero estamos entusiasmados de tener a Kyrie”.

El General Manager de los Boston Celtics, durante estos años, siempre ha dicho que lamentó no tener las piezas para adquirir a James Harden cuando salió al mercado. Su idea siempre fue la de conseguir, con todos los assets que iba guardando, un estrella joven y con mucho camino por delante.

La barba tenía 24 años cuando cambió de ciudad, y ni mucho menos había llegado al nivel que ha demostrado Kyrie Irving durante su corta carrera.

“Sentimos que hemos hecho los deberes. Estamos a gusto con lo que es Kyrie, y con lo que puede ser. Creemos que su mejor baloncesto está aún por llegar”. Danny Ainge.

Los Celtics juntan a un núcleo joven (Kyrie Irving, Marucs Smart, Jaylen Brown y Jayson Tatum), que asegura el futuro de la franquicia. Los Warriors están, y estarán presentes, en cada decisión que tome la franquicia.

La edad importa, y guarda relación con el apartado anterior, Danny Ainge no quería pagar tanto dinero, ni tantos años, a Thomas, un jugador de 29, que viene de una lesión bastante seria. Y esto nos lleva a…

 

La cadera de Thomas

 

Si bien parecía que todo estaba controlado respecto a la lesión de Isaiah Thomas, tras el traspaso se ha podido conocer que, la misma, ha tenido cierta importancia a la hora de decidir mover al jugador por Kyrie Irving. Incluso se ha llegado a hablar de que podría no llegar para el inicio de temporada.


Y aunque se sabía que la lesión no le iba a dejar estar al 100% hasta ya entrado el año, parece que en Boston estaban bastante más preocupados de lo que dejaban ver. Según información de Jeff Goodman, los Celtics no estaban seguros de que el base de Tacoma llegase a recuperar el estado de forma previo a la lesión, teniendo en cuenta su edad y que su juego se basa en la velocidad.

El pick de Nets 2018

 

Aunque el valor de la elección de los Nets para el año que viene se ha visto reducido tras la llegada de DeMarre Carroll, Allen Crabbe y D’Angelo Russell, lo que hace “perder” el traspaso a los Boston Celtics, y de lo que más escuece a la afición, es el hecho de haber mandando a Cleveland esta selección sin la más absoluta, ni mínima, protección.

Y si bien Danny Ainge ha admitido que ya había hecho ofertas similares antes (¡Hola Indiana!), la sorpresa de no haber protegido la ronda no se va de nuestras mentes.

“Hemos ofrecido este tipo de picks por un puñado de jugadores ya”, dijo Ainge. “Los traspasos no surgieron, pero Kyrie es único, una oportunidad, un traspaso que sentíamos que teníamos que hacer”.

Apuntar que el asombro no viene tanto por el hecho de incluir el pick en el traspaso, algo que entiendo necesario, ya que los Cavaliers no hubiesen aceptado el traspaso sin él en el paquete, como por el hecho de no haberlo protegido.

Supongo que, llegados a un punto tan cercano a cerrarse, era un sacrificio que los Celtics tenían que hacer si querían al jugador. Ainge necesitaba mover alguna de las rondas, y todo la liga sabía que el precio que iban a pagar los Celtics era más alto que el de cualquier otro equipo, porque, simplemente, podían pagarlo.

Por último, no hay que olvidar el recelo de Ainge con los novatos. En la práctica es cierto que se muestra muy contento con los jugadores que selecciona, pero estoy seguro de que todas las rondas que ha utilizado para elegirlos, han sido ofrecidas antes en un traspaso.

El GM siempre ha mostrado su preferencia por jugadores ya contrastados, y estoy de seguro de que no dudó mucho quedarse con Irving antes que con la elección X, que puede ser X, del Draft 2018.

“Tenemos un jugador que ha demostrado ser algo seguro”, dijo Ainge. “Sabemos lo impredecible que puede llegar a ser el Draft. Tenemos a un All-Star de 25 años, campeón Olímpico, campeón de la NBA, un anotador top, y esto es muy raro. Y tienes que pagar un alto precio por un jugador de esa edad y este calibre”.


 

Recordad la premisa de este artículo, no es una columna de opinión. Estas líneas intentan entender un movimiento sorprendente por parte de la directiva Celtic, el cuál es difícil valorar un día después (habría que esperar, como mínimo, a que el pick de Nets se materialice).

Para Ainge no se ha terminado el trabajo, este traspaso abre un hueco en la plantilla que tiene que cerrar. Y si alguno no aguanta el sufrimiento de ver a tanto jugador amado hacer las maletas, pensad que este traspaso compensa un poco el de Avery, ya no tenemos que preocuparnos de quién defiende a Kyrie Irving en las finales de conferencia.

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!