Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Nada de triángulos. Por sobrados motivos, en Massachusetts, esas palabras están prohibidas o erradicadas del vocabulario. Los Boston Celtics tienen que empezar de nuevo a construir su química ofensiva tras el arribo de Kyrie Irving y la partida de su nucleo duro. Aquí trataremos de analizarlo.


Solo cuatro jugadores sobrevivieron a uno de los veranos más incendiarios de la historia de la NBA.  Mucho trabajo y rodaje  se necesitará para ver cómo los nuevos elementos pueden encajar en el sistema de Brad Stevens y viceversa.

Kyrie Irving trae su talento ofensivo a Nueva Inglaterra, alejado de la sombra gigantesca de Lebron James, pero sin él, al base le toca asumir el doble de responsabilidades y presiones.

La decisión de dividir caminos con el nativo de Akron, lo ha llevado a su rival de conferencia del último año. Nueva franquicia, nuevos compañeros, nuevas responsabilidades y nuevas presiones, todas ellas por voluntad propia.

Todos sabemos del arsenal ofensivo de Irving: letal en el uno contra uno, mortífero en jugadas de aclarado, especialista en el pick and roll, excelente penetrador y tirador confiable. Muchas cualidades para uno de los jugadores más talentosos del planeta básquet, pero este juego es de cinco contra cinco y las ponderaciones tácticas y de conjunto pesan tanto como las individuales (más en algunos casos que otros).

¿Cómo se ensamblará el ex Blue Devil a un ataque diametralmente opuesto al que venía desarrollando?… pregunta difícil de contestar en el aire, pero es lo que trataremos de hacer.

En una primera instancia parece que el fit no es el ideal, pero teniendo en cuenta la evolución de Kyrie Irving en los últimos años y la capacidad adaptativa de Stevens al material humano con el que cuenta, pueden darnos una pista de por dónde irán las variantes y cuáles serán las permanencias.

Coach Nick, de Basketball Breakdown, expone en este vídeo cómo Irving puede readaptarse al juego que hacia Isaiah Thomas en ofensiva temprana y en situaciones de ISO o en bloqueos centrales.

 

 

Después de ver esto, queda claro que Irving puede realizar la tarea de Isaiah Thomas en este tipo de ofensiva, pero quiero ahondar más y plantear cómo Kyrie funcionará en sistemas estacionados alimentando a sus compañeros, creando opciones, cómo bien expresó en sus deseos a la prensa.

Brad Stevens ejecuta una ofensiva de movimiento (motion offense) caracterizada por el constante fluir de la pelota y los jugadores para crear situaciones de desequilibrio en la defensa contraria. La utilización de la movilidad, los bloqueos (tanto del lado fuerte como el débil) y la multiplicidad de ball handlers en una sola jugada, convierten a esta en un ataque coral y dinámico.

Los Cavaliers, por el contrario, ejecutan jugadas de pick and roll en situaciones de aclarado (cuando LeBron no se encuentra en cancha) y de rompimiento y descarga para sus tiradores cuando el Rey domina la ofensiva.

Mas allá de que existan jugadas particulares para Kevin Love e Irving, el “LeBron sistema” es el que más se utiliza, y este, pasa por las decisiones que toma el point forward.

Según las declaraciones de Kyrie, tiene en mucha estima el estilo de ofensiva ejecutada por Brad Stevens. Esa admiración expresada en su conferencia de presentación, será puesta a prueba cuando tenga que ser juez y parte de la misma:

“Simplemente quería estar en un lugar donde podría continuar perfeccionándome, teniendo una franquicia y un cuerpo técnico que me demande eso día a día, para empujarme a continuar creciendo y alcanzar mi máximo potencial”.

 

Kyrie Irving y su adaptación a los Boston Celtics

 

El rol del base nacido en Melbourne desde la llegada de LeBron James a los Cavaliers ha sido limitado a comandar la ofensiva en los tiempos en que el #23 descansaba, y a jugar off ball cuando retornaba a cancha este.

En ese tiempo se pudo ver un Kyrie que ejecutaba muy bien los pick and roll, (tanto en la faceta facilitadora, como en la de ejecución del mismo) y  asistiendo, en situaciones generadas por ofensiva temprana. No se vio rodaje de complejidad mayor como los que pone en funcionamiento Stevens y, sobre todo, no se puedo observar capacidad de read and react, (la otra parte importante del sistema del ex de Butler).

Con esto no quiero decir que el jugador no la tenga, simplemente que no se lo puede ver en su paso por Ohio. Algún ápice o punta hemos observado en contadas situaciones de juego bajo las órdenes de Lue, y lo que pudimos presenciar durante su participación con USA Basketball. Todo muy incipiente, pero entendible, dada la edad del jugador (los procesos madurativos en los armadores lleva mas tiempo que el común) y su rol en el ultimo tiempo en Cleveland no ha ayudado a esto.

 

 

Tomando en cuenta lo anterior, hay que hacer notar el peso específico que tiene Al Horford en la creación de juego de los Boston Celtics. Tanto en la utilización del mismo en el poste alto, cómo generando espacios en la pintura para lograr ventajas para sus compañeros.

El dominicano es el alma del ataque, TODO pasa por sus lecturas en el back court y los espacios que él mismo genera saliendo de la zona pintada o asistiendo indirectamente con pantallas tras hand off o pick and roll/pop.

 

Kyrie Irving tendrá que insertarse en un  motion offense que expone debilidades defensivas para atacar espacios o generar situaciones de miss match, que a su vez, tienen que ser “leídas” por el ball handler de turno. Hoford facilitará los espacios en la pintura para el base, ya que hace su juego como vimos en el poste alto y liberará y abrirá oportunidades que no poseía hasta ahora con un perfil como el de Tristan Thompson.

Si Irving entiende que muchas veces es preferible que la pelota esté en manos de Hayward, Horford o Smart, las posibilidades que se abren a jugadas primarias, secundarias y hasta terciarias, son infinitas. Stevens lo utilizarà como señuelo y hasta como bloqueador en muchas oportunidades para generar distracciones y alternativas a esas opciones. Sobre todo, teniendo en cuenta que se producirán ventajas al ejecutar la ofensiva con múltiples portadores de balón, que cuentan en su arsenal con la “triple amenaza” incorporada.

Pongamos un ejemplo: se puede correr una situación primaria con un bloqueo directo para Irving con Horford como bloquedor, mientras del lado débil se hace un pin down para Hayward, esto genera instantaneamente múltiples posibilidades. Juego directo del pick con Irving, pick and pop o roll con Horford, descarga a la esquina contraria para el tirador abierto o la usufructuación de la jugada secundaria proveniente del pin down a Hayward.

 

Stevens seguramente claudicará el sistema como hizo con Isaiah Thomas en algunos momentos y sobre todo en ofensiva temprana, debido al peso específico que tiene el talento de Irving y a una inevitable aceleración del pace para utilizar de manera efectiva a Gordon Hayward.

La posibilidad de poner cuatro jugadores juntos con poder de decisión, vuelve al sistema ofensivo de Stevens más rico y con variantes, tanto directas como indirectas. Pero para que ello ocurra, se necesitará de un Kyrie Irving receptivo y solidario.

Gordon Hayward y Marcus Smart son la otra parte del cuadrado que se insertará con funcionalidades ejecutorias algo diferentes, pero no por eso menos importantes.

El ex Jazz, es un gran usufructuador de la línea de fondo, de los bloqueos o de los pin downs (como vimos mas arriba), lo que dará versatilidad a la ofensiva, sobre todo, porque tiene capacidad para decidir con o sin pelota.

Marcus Smart podrá hacerlo en doble funcionalidad, tanto como ejecutor del pick, como de lanzador desde la esquina, donde sus porcentajes son más que positivos.

En definitiva, la adición de talento a un sistema que genera múltiples opciones solo puede generar beneficios en global. Un mundo de posibilidades se abre, su éxito dependerá de la claudicación de egos en favor del conjunto, pero para saber si funcionará, tendremos que esperar un tiempo prudencial. Kyrie Irving se transforma en una pieza fundamental en todo esto y según su actitud y confianza en el sistema veremos los resultados decantar. Solo queda confiar en su madurez y respeto por Stevens, lo demás… el tiempo lo dirá.

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!