Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Todos los años tenemos que tener un drama. Que si DeMarcus Cousins, que si Anthony Davis, Gordon Hayward, Jimmy Butler, Paul George, Marcus Smart, ¿Dwight Powell?… alguien siempre tiene que venir con cierto rumor/problema/inquietud que no nos deje disfrutar del baloncesto, que lleve nuestra mente hacia un futuro incierto lleno de nubes y nubes de humo. Qué divertida es la NBA. Este año no iba a ser para nada diferente, y si bien tenemos una ilusionante temporada por delante, hay algo que ya comienza a empañarla, el porvenir de Kyrie Irving.


Hagamos un poco de memoria. Cuando Kyrie Irving, nacido en Australia pero criado en Nueva York, solicita el traspaso en las oficinas de los Cavaliers, propone ciertos equipos en los que le gustaría terminar, a saber, equipos con grandes mercados, y equipos con grandes entrenadores. En esta cábala de destinos, nombres como los Knicks, los Celtics o los Spurs salieron a la palestra.

Todos sabemos que ese verano termina con Irving en los Celtics y con nuestro vecinos de la Gran Manzana con la manos vacías.

A raíz de esas peticiones surgen, a lo largo del año, ciertos rumores que indican que el jugador querría jugar con los Knicks, algo no del todo falso (más bien inexacto o fuera de contexto), y que correría peligro su posible renovación con los Boston Celtics. El hecho de que el jugador no quisiese perder 80 millones de dólares renovando este año no hizo más que avivar las llamas.

Tras centrarse en su recuperación, y en su película, Kyrie Irving ha aprovechado una entrevista con Jackie MacMullan en ESPN, para hablar de su relación con Jimmy Butler (algo mejor que la del escolta con Wiggins), de la recuperación de su rodilla y, por fin, de su futuro con la franquicia dirigida por Danny Ainge.

Sobre su lesión

 

Me muevo completamente diferente“, dijo Irving para ESPN. “He trabajado mi fortaleza y tengo una mayor conciencia de qué necesita mi cuerpo en el día a día. Pasé todo el verano intentando que mi pierna izquierda alcanzase a la derecha, y ahí está“.

El jugador confirma que está listo para jugar sin restricciones, que se ha probado durante el verano con Jamal Crawford, Zach LaVine, Jayson Tatum y Kevin Durant, y con sus compañeros en el nuevo centro de entrenamiento de los Celtics.

“Nuestros partidos están a otro nivel”, decía Irving. “En serio, otro nivel. No te puedes creer lo que hacemos. No podemos esperar a que esto empiece”.

He dejado todos los problemas atrás“, explica Irving. “Ahora cuando voy al aro soy capaz de mantener mi fuerza y mi capacidad atlética, tengo un gran abanico de opciones ahí debajo ahora. Sin limitaciones. Está mucho mejor”.

 

Sobre la temporada

 

Afirma que estaría decepcionado si no llegan a las finales del Este, y cuando le preguntan sobre si estaría decepcionado si no ganan el anillo, respondió lo siguiente:

¿Podemos vencer a los Golden State Warriors a 7 partidos? Sí.”, Respondía tajante el jugador.

 

“Estoy seguro por los jugadores que tenemos”, decía Irving. “Y por lo que estamos creando aquí, no solo para esta temporada, sino que espero para los próximos años, algo que es muy especial”.

 

“He jugado contra los Warriors en tres finales consecutivas, pudiendo participar en dos, les he visto evolucionar, con todo el talento que tienen, con la suma de Cousins. Toda la liga lo sabe”. “Pero hay un dato que ellos conocen, y yo conozco, y es que los he visto de cerca. He jugado contra ellos muchas veces. Hemos jugado en una serie a 7 partidos, y sé lo que se necesita“.

 

“Ahora, ¿cómo puedo comunicarles a los chicos que este es el mejor equipo, y que tenemos que crecer inmensamente en los próximos seis meses para vencerlos consistentemente? No solo un partido, no dos, sino en una serie a siete partidos, porque son muy buenos. Son una potencia“.

 

Sobre los rumores de juntarse con Jimmy Butler en los Knicks

 

“La última vez que hablé con él fue en 2016”, dijo Irving riéndose.

 

¿Quién no querría ser parte de esto?”, dijo Irving señalando hacia el centro de entrenamiento de los Boston Celtics. “¿Quién no querría ser parte de Jaylen Brown y Jayson Tatum, de Al Horford y Gordon Hayward? Es lo que la gente no para de decir. ¿Por qué no se comprometería con Boston?. Obviamente hay temas económicos de por medio“.

 

“Acepto que se va a hablar de esto toda la temporada”, dijo Irving encogiéndose de hombros. “Es un punto de mi carrera en el que voy a tener que tomar una gran decisión. He estado fuera de Cleveland durante un año, y finalmente me estoy aclimatando a Boston”.

 

El año pasado fue una prueba. Pasaron muchas cosas. Fue abrumador a veces, para ser honesto. Tenía que centrarme en ayudar a mi equipo y dejar a un lado todo el ruido por la salida de Cleveland, que me afectó personalmente. Solo me afectaba cuando afectaba a mis compañeros de equipo. Les mantengo al tanto de todo. Necesitamos comunicarnos así, porque hay muy pocos años en los que tienes la posibilidad de ser un equipo candidato a ganar un campeonato, a menos que seas Golden State”.

 

La competencia nos hará llega más lejos. El camino a la grandeza, el camino para ganar un campeonato, eso es todo lo que importa”, dijo Irving“. “El resto no tiene importancia“.

 

Entrevista en ESPN: http://www.espn.com/nba/story/_/id/24756416/kyrie-irving-talks-boston-celtics