Llegó el momento. Kyrie Irving tuvo el valor de regresar al desolado TD Garden para su primer partido oficial en contra de los Boston Celtics desde su infame partida. En esta ocasión, secundado por un soberbio Kevin Durant, los Nets pasaron por encima de Boston con una segunda mitad arrolladora por 123-95.

Los Boston Celtics repitieron su quinteto inicial con Marcus Smart, Jaylen Brown, Jayson Tatum, Tristan Thompson y Daniel Theis mientras que los Brooklyn Nets iniciaban con Kyrie Irving, Spencer Dinwiddie, Joe Harris, Kevin Durant y DeAndre Jordan.


La primera mitad fue un toma y dame en el que Boston tuvo en control gran parte del partido. Jayson y Jaylen se combinaban para 25 de los 54 puntos que tenían los locales al entretiempo y una ventaja de tres puntos en el marcador. El novato Payton Pritchard sumaba 5 tantos con minutos de calidad y el mejorado Semi Ojeleye aportaba otros 8 con momentos de lucidez en la ofensiva de los dirigidos por Brad Stevens.

Kevin Durant, y nada más

En la segunda mitad, el alero de los Nets salió a recuperar el tiempo perdido luego de una primera mitad tímida atacando el aro. En el tercer cuarto, encabezados por la super estrella que regresó intacto de su lesion, los Nets pasaron al frente y tomaron el control por completo mientras los Celtics no se recuperaban de los constantes golpes que recibía del arsenal ofensivo dirigido por Steve Nash.


Una actuación muy pobre de las figuras de Boston, tal vez rescatado por momentos de Jaylen Brown, destellos de Marcus Smart y el atrevimiento del novato Pritchard desencadenaron en otra paliza navideña por 123-95.

Para Boston, Brown terminó con 27 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias mientras que Tatum sumó 20 con 8 tableros pero en 22 tiros y por segundo partido consecutivo, sin ir ni una sola vez a la línea de tiros libres.


 

Foto: Celtics.com