Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics continuan su gira por el salvaje oeste y lo vienen llevando muy bien, con múltiples ausencias se las han arreglado para encontrar en la unión de sus piezas a la verdadera super estrella. En esta ocasión, visitaron Arizona y derrotaron a los Suns por 102-94 en un partido mucho más complicado de lo que se esperaba pero que lograron sacar adelante en una buena segunda mitad.

El primer cuarto de los Celtics fue brillante, con ventaja de 16 y limitando a los -ya limitados- Suns a apenas 15 puntos. Jayson Tatum se hizo cargo de la ofensiva con 9 puntos y Al Horford sigue haciendo de todo un poco, arrancando con 7 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias en el inicio del encuentro que parecía prometedor para los verdes. Sin embargo, rápidamente esa esperanza se diluyó porque Boston dejó de pasar la pelota, le concedió la iniciativa a los locales y se fueron al descanso arriba apenas por 48-45.

En la segunda parte, los Celtics lograron hacerse dueños del encuentro de nuevo a partir del poderío ofensivo con el buen andar de Jayson Tatum y compañía permitieron que los de Brad Stevens volvieran a tener ventaja en el marcador que esta vez no iban a regalar. Con un elevado porcentaje de tres, un buen movimiento de pelota y explotando las debilidades de los Suns, Boston logró ganar por 102-94 y sumar una nueva victoria en condición de visitante ante las múltiples ausencias.

Finalmente, Jayson Tatum fue el máximo anotador con 23 puntos y 6 rebotes, acompañado de los 20 puntos de Marcus Morris que salió con molestias y 19 con 9 rebotes y 7 asistencias para Al Horford. Ahora, la próxima parada para Boston será el miércoles en Salt Lake City, cuando se midan con los Utah Jazz para cerrar esta gira por el otro lado del país que tan buen sabor de boca le ha dejado a Brad Stevens y Danny Ainge.

 

Foto: Twitter @Celtics