Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Como bien comentaba el periodista Jay King en su cuenta de Twitter en la mañana del viernes, esperaba levantarme y ver fotos o entrevistas de Jayson Tatum  luego de ser drafteado por los Boston Celtics el 22 de junio. Sin embargo, las redes sociales de los aficionados de los Orgullosos Verdes estaban invadidas con una misma foto: Isaiah Thomas, sin ropa, de espaldas para una nueva edición del Body Issue que organiza anualmente la ESPN:

Pero más allá del trasero de Isaiah Thomas, ESPN publicó una nota escrita por el propio jugador en la que habló de los obstáculos a los que se ha enfrentado a lo largo de su vida, el ser subestimado por su estatura desde siempre, y cómo la NBA no lo toma en cuenta como se lo merece por no medir más de dos metros como otras estrellas de la liga entre varias anécdotas de su vida. La nota inicia así:

“Nadie es alto en mi familia. Mi padre mide 5-7 (1,73 cm), así que sabía a una edad temprana que no sería tan alto. Pero cuando era más joven, siempre quise ser más alto. Había una barra de pullups en el sótano de mi madre, y yo hacía un montón de pullups ahí. Mi mamá te podría contar que estaba allí todo el tiempo tratando de estirarme“.

Forjando un carácter de hierro

 

Cuenta cómo su padre le enseñó y motivó a que no debía doblegarse ante nadie ni dejar que le humillaran por su estatura. Así que, desde los 10 años, lo llevaba a jugar con sus amigos adultos e Isaiah tenía que jugar con el doble de intensidad que el resto porque no sólo era el más pequeño, sino que era el más débil. Anécdotas que, poco a poco, fueron forjando el carácter de un Thomas que ha tenido que pasar por la temporada más difícil de su carrera, pasando de vivir días de ensueño jugando el mejor baloncesto de su carrera a la pesadilla que tuvo que vivir recién iniciada la postemporada, con el fallecimiento de su hermana Chyna.

“No es por que tenga algo en contra de los chicos más grandes, pero en su mayor parte, se les entrega mucho. A los hombres pequeños que estamos en esto, no nos han entregado nada. No tenemos el beneficio de la duda. Siempre nos pasan por alto“.

La temporada de MVP

 

Isaiah Thomas Temporada MVP

Isaiah Thomas promedió 28.9 puntos, 5.9 asistencias y 2.7 rebotes en la 2016-2017.

 

Y es que sus números a lo largo de la campaña fueron estremecedores y llevó a los Celtics a la primera posición de la Conferencia del Este, pero tan solo mencionarlo como candidato al Jugador Más Valioso de la campaña parecía una broma de mal gusto condenada con la guillotina.

“Quiero decir, las cosas que estoy haciendo – si midiera 6-5 o 6-6, sería engrandecido aún más. Y así ha sido toda mi carrera – toda mi vida. Nunca me han dado una mirada justa, incluso hasta este día”, comentaba Thomas, “Si yo fuera más alto, la temporada que tuve tendría aún más atención. Sin lugar a duda. No hay duda de eso”.

Tocó también un punto que resulta bastante interesante, pues desde que por allá a mediados de diciembre del 2016 Thomas explotará ofensivamente en múltiples partidos para los Celtics, se empezó a escuchar más y más que su presencia le restaba mucho a los de Brad Stevens en el costado defensivo y claro, Isaiah no piensa ni mucho menos algo por el estilo.

“La gente siempre trata de encontrar algo que no hago bien, o que el chico pequeño no hace bien, y lo pone en su contra. Por ejemplo, cuando eres más pequeño siempre dicen que eres una carga defensiva. Si alguien le anota a un defensor que mida 6-5, es como, “Oh, eso es buena ofensiva.” Si alguien anota sobre un 5-9, es como, “Oh, él es una responsabilidad, es demasiado pequeño.”  Siempre hay algo“, reflexionaba Isaiah al respecto, “Si tuviera 6-3 o 6-5, sería el mejor jugador del mundo. No hay duda de eso. Y eso no es sólo yo pensando eso; Quiero decir, el mundo pensaría eso.”

Mentalidad inexpugnable

 

Finalmente, comenta que en sus primeros años en la NBA tuvo muy presente el hecho de haber sido seleccionado con el Pick #60 del Draft del 2011 porque quería salir a demostrarle a todos los equipos de la liga que se habían equivocado al no contar con él, pero asegura que esos días ya están en el pasado. Habla sobre la mentalidad de Bruce Lee que estudió hace algunos años, tratando de llevar su mente a un nivel competitivo mucho más adelante, adaptándose a las situaciones que la vida le presenta y llegando al límite.

Precisamente en la postemporada se supo que Thomas tuvo charlas con Kobe Bryant para ver en que estaba fallando en lo que llegó a ser una debacle contra los Bulls en la primera ronda y el ex jugador que, nos guste o no, contaba con una mentalidad competitiva única en los últimos 20 años, también ha seguido muy de cerca el legado de Bruce Lee que ahora intenta continuar el base de Tacoma, y que espera llevar a los Celtics a lo más alto de la NBA, aunque el resto de la liga lo este subestimando -de nuevo-.

 

 

Fuente: ESPN. 

Foto: Nil Alemany.