Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

En medio del infierno en el que se convierte el verano para los aficionados de la NBA, cualquier declaración o pequeño movimiento termina siendo agua en el desierto, y más aun cuando los involucrados son los grandes ausentes de la última postemporada en el roster de los Boston Celtics.

Pues bien, en declaraciones para ESPN, Danny Ainge dio muchas razones para ilusionarse de cara al training camp que empieza en septiembre, al cual regresarán Kyrie Irving y Gordon Hayward a disposición de Brad Stevens, listos para correr en una conferencia del Este libre de LeBron James.

“No quiero exagerar demasiado, pero quiero decir que si nuestro campamento de entrenamiento comenzara hoy, (Irving y Hayward) estarían aquí hoy, a toda velocidad”, dijo Ainge. “No es que necesiten un mes adicional. Creo que saben que tienen un mes extra, por lo que se están regulando ellos mismos. Están jugando como para llegar a punto al primer día del training camp”.

“Creo que si ellos no están jugando 5 contra 5 ahora, es solo porque quieren un entorno más controlado, supongo. Están haciendo todo: clavando con ambas piernas, jugando uno contra uno, saltando, cortando y defendiendo. Estoy emocionado por ellos “.

Con una Conferencia que en el papel resulta completamente favorable por la proyección de su plantilla, y el regreso de sus dos superestrellas, contar con todo el plantel va a ser una bendición para Brad Stevens, que tendrá que ajustar rotaciones para que Hayward encaje junto a Brown y Tatum, piezas angulares del futuro inmediato del equipo y que han dado muestras de carácter para suplir su ausencia durante la temporada anterior.

La última fase de la recuperación

 

gordon-hayward-boston celtics

 

“Estoy muy entusiasmado con la próxima temporada con ellos. Obviamente, hay una transición de la rehabilitación desde jugar uno contra uno para luego jugar 3 vs 3,  a 5 contra 5 y luego jugar al baloncesto de la NBA, así que no quiero crear expectativas demasiado altas. Será un poco de ajuste una vez que se haga la última fase”, añadió Ainge. “Pero físicamente se ven geniales, y creo que están muy entusiasmados con el próximo año”.

Dicho esto, parece ser que los Celtics contarán con toda la artillería para el inicio del training camp y será el momento de que Brad se encargue de hacer funcionar el equipo, algo que hasta el momento parece ser que no se le da para nada mal.

 

 

Fuente: ESPN.