Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Luego de la ausencia del All-Star Kyrie Irving el pasado jueves contra los Philadelphia 76ers por molestias en su hombro, el base hizo su regreso a la alineación inicial para los dirigidos por Brad Stevens en el partido contra los Orlando Magic, equipo que sigue esperando a Mario Hezonja, que inició temprano en la jornada dominical de la NBA.

Sin embargo, el regreso de Irving no trajo consigo una victoria para Boston, que sufrió para anotar cuando no fuera el #11 el encargado de dirigir la ofensiva y dejó mucho que desear en defensa, permitiendo al peor equipo de la liga anotar más de 100 puntos en el TD Garden. Desde el inicio, Kyrie se hizo cargo de la ofensiva para Boston, anotando 24 puntos en la primera mitad en la que Boston tenía el juego bajo control por 59-58, su presencia era incontrolable para Orlando, pero entre Evan Fournier y Elfrid Payton se mantenían en partido.

La sangria de los Celtics vino en el tercer cuarto, en el que perdieron 32-12 y su ataque fue un desastre. Sin movimiento de hombres, pases erráticos y con los jugadores completamente desconcentrados hicieron que la ventaja de Orlando llegara a los 19 puntos. Las claves para Orlando fueron tanto el gran espacio que encontraron en la pintura, con 62 puntos, junto a los 38 puntos que anotaron los jugadores de la banca, 30 más que los suplentes de Boston.

Aunque al final del partido, los Celtics intentaron volver al partido con el ímpetu del TD Garden pero fallaron triples fundamentales que los terminarían sepultando en un flojo encuentro por 103-95 en un brillante rendimiento de Elfrid Payton con 22 puntos.y 6 rebotes que opacaron los 40 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias de Irving para los de Stevens.