Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics visitaron a los Orlando Magic en una nueva noche de confusiones que dejaron a los de Brad Stevens con otro mal sabor de boca luego de caer derrotados por 105-103 en una última jugada que dejó repercusiones con la discusión entre Kyrie Irving y Gordon Hayward que se llevó a declaraciones post-partido de ambos protagonistas que refleja también la situación de la química del equipo que aún no encaja del todo.

Los Celtics tuvieron control del partido durante gran parte del mismo, Kyrie Irving estaba en ritmo y el encuentro parecía sencillo con ventajas de más de 10 puntos durante más de la mitad del encuentro. Sin embargo, a cada ventaja amplia le respondía una falta de actitud tremenda que los Magic aprovechaban en salidas rápidas y segundas oportunidades que nunca los dejaron salir por completo del juego.

A pesar del esfuerzo de Irving, que estaba decidido a quedarse con el partido, Boston hizo todo lo posible por perderlo. En la última jugada, Hayward repuso de banda para Tatum que tiró un fadeaway que se quedó corto y los Magic ganaron 105-103. Luego de eso, Kyrie discutió con Gordon por la resolución de la jugada ya que aparentemente el #11 quería que fuera Horford el que recibiera la pelota y desde ahí ejecutar con él o hasta con Marcus Morris.

Los 25 puntos con 6 asistencias y 5 rebotes de Kyrie fueron lo mejor para los Celtics, acompañado de los 17 de Morris y 16 de Tatum. Para los Magic fue Aaron Gordon, con 28 puntos, el que se cargó la ofensiva de los dirigidos por el viejo conocido Frank Vogel.

 

Foto:Celtics.com