Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Martes 4 de julio, bombas, barbacoas y móviles sin batería. Aficionados estresados, periodistas al acecho, franquicias con su futuro en juego y un jugador ante la decisión más difícil de su carrera. No fue un día sencillo para Gordon Hayward y su “Entourage“.

Tras tomar su decisión, Hayward, concedió declaraciones en su primera rueda de prensa como jugador de los Boston Celtics, en ella explicó su “curioso” día de la independencia, y varías de las razones por las que eligió al equipo entrenado por Brad Stevens.

“Realmente fue un día de locos. Mi cabeza estuvo en un montón de sitios diferentes ese día. Es justo decir que me estaba inclinando por Boston, pero al mismo tiempo, no lo habíamos decidido (cuando saltó la noticia). Iba yendo y viniendo con Mark y estuvimos discutiendo a lo largo del día sobre diferentes razones para elegir un sitio u otro”.

 

Estaba literalmente al teléfono con Mark cuando pasó todo y mi móvil no dejaba de recibir notificaciones sobre el tema, y estaba a punto de estallar con todo lo de que iba a firmar con los Celtics. Todo el mundo lo sabía ya, estaba por todo internet. En ese punto, decidimos que me tenía que apartar de todo eso“.

Una vez soltada la bomba, el agente del jugador, no tardó en hablar con varios periodistas para desmentir el hecho de que la decisión estaba tomada. Siempre habrá teorías conspiratorias que nos cuenten que Gordon Hayward ya había decidido y que simplemente estaba intentando ocultar un fallo de seguridad, o aquellas en las que el mal perder de Wojnarowski entra en juego.

“Me disgustó mucho que eso pasase. No me sentía listo para decir, ‘Sí, quiero ser un Boston Celtic’. Por lo que dimos un paso atrás, nos reagrupamos, y pensamos en ello más y más, hasta que sacamos el artículo en The Players Tribune“.

En Boston el ambiente no era mejor. Desde la organización se ha dado a conocer que, durante esas horas, el equipo tuvo miedo de que la filtración les perjudicase. Pensaban que Hayward podría creer que el rumor había salido de ellos, en un intento un poco burdo de llevarle hacia Boston, o que, simplemente, esto le concediese a los Jazz una nueva oportunidad.

Sé que muchos dijeron que todo ese tiempo, desde la filtración hasta el anuncio, lo usamos para escribir el artículo, pero no es verdad. Tenía un escritor “fantasma”, con el que estuve hablando durante todo el proceso, incluso durante las visitas a los equipos, y a él le iba contando mis pensamientos. Una de esas cosas fue decirle que había tomado una decisión, a los cinco minutos lo habíamos terminado y estábamos listos“. 

Si bien la salida fue dolorosa, y ciertamente bacheada, Hayward no tiene más que palabras de agradecimiento para con Utah y los Jazz.

Los siete años que he pasado en Utah han sido de los mejores momentos de mi vida. He hecho mucho  en estos siete años”.

“Entiendo a los fans. Es decepcionante ver ciertas respuestas violentas y amenazadoras, especialmente contra mi familia y cosas de ese estilo. Pero comprendo la decepción por supuesto”.

Al considerar las opciones que tenía delante, y tras hablar con su agente y su mujer, una de ellas destacaba.

Pienso que hay algo diferente en Boston, hay algo diferente en el hecho de ser un Celtic“.

Simplemente sentía algo especial cuando hablaba de ser un Celtic, y en última instancia esto me ganó, y decidí unirme a los Boston Celtics”.

En su visita a Boston pudo charlar tanto con Al Horford como con Isaiah Thomas, y ahí se dio cuenta de lo bien que podían encajar juntos. Ainge y Stevens no le vendieron ninguna mentira, llegaba al sitio perfecto, iba a encajar en el sistema sin ningún problema.

Brad me explicó cómo iba a usar a los jugadores de diferentes formas. Es un genio para esto, tanto en ataque como en defensa. No puedo estar más entusiasmado con los chicos que tenemos en el equipo. Estoy preparado para empezar a entrenar y comenzar a aprender y a competir junto a estos chicos”.

Fue duro, cansado y hasta cierto punto desesperante, pero por fin, un 4 de julio, puede haber supuesto algo especial para los Boston Celtics. Los fuegos artificiales salieron del armario de Wyc, y ahora todos esperamos ansiosos los resultados.

 

 

Fuentes: Celticsblog. Foto Nil Alemany SomosBasket (Ilustración Álvaro Méndez)