Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

 

Los Boston Celtics incorporan al alero Jarell Eddie. El jugador, con pasado en los Washington Wizards, se encontraba militando en los Bulls Windy City de la G-League, y será contratado por un periodo de 10 días.

 

Los problemas ofensivos mostrados por el equipo de Massachusetts  se han convertido en una constante de esta campaña. Escaso movimiento de balón (a excepción de ciertos momentos en algunos partidos) y poco volumen de ataque colectivo, han vuelto predecible a la ofensiva de los Orgullosos Verdes. En el último enfrentamiento contra los Sixers la falta de goleo quedó mucho más expuesta ante la ausencia de Kyrie Irving. Es por eso que, aprovechando el hueco disponible en la plantilla, Danny Ainge y compañía han puesto sus ojos en el alero ex de Virginia Tech.

 

Eddie, quien no fuera seleccionado en su draft (2014), intentó hacerse un lugar en la liga, siendo visto ya por la dirigencia de los Celtics hace varios años. Integró la plantilla de los Washington Wizards en la temporada 2015/2016. Allí disputó 26 partidos (todos saliendo desde la banca) con promedios de 2,4 puntos. Su máxima de carrera en la NBA fue de 12 vs Brooklyn (26 de Diciembre de 2015) anotando 4/5 en tiros de tres.

 

Esta temporada ha disputado 10 juegos con los Bulls en la G-League, promediando 17,2 puntos y 4,1 rebotes. Pero el apartado estadístico que más destaca en este período es su nivel de acierto desde la línea de tres puntos. Ha intentado 7,6 intentos de triples de promedio por partido, anotando el 50% de ellos, números que le llevan a resaltar como uno de los mejores en este rubro en toda la liga de desarrollo.

 

En un primer vistazo a como se desempeña en el campo, el alero destaca por su velocidad para armar el disparo. No le teme a la larga distancia y se muestra con confianza realizando fintas de tiro para luego lanzar sin ninguna oposición. Una muestra de ello es el partido vs Oklahoma en donde encesto 8 triples.

 

 

Uno imagina que este contrato por 10 días es para darle a Brad Stevens otro perfil sobre el cual evaluará su utilidad. Está claro que el jugador de 26 años tendrá que mantener este nivel de acierto de tres puntos si aspira a quedarse en el equipo a largo plazo. Es difícil encontrar soluciones solidas en la G-League, pero quizás este tirador encuentre lo que aun no ha podido a lo largo de su carrera, un hueco en la rotación de un equipo NBA.

 

Cada vez se acerca más la fecha límite para intercambios. Los Celtics siguen disponiendo de esos 8,5 millones por la lesión de Hayward y aún hay mucha incertidumbre sobre que movimientos irá a realizar Danny Ainge. Pero por lo pronto sus acercamientos a la G-League han llamado la atención. La incorporación de Anthony Bennet a los Maine Red Claws y este contrato corto a Jarell Eddie quizás estén conectados y sea el General Manager el que tenga un nuevo truco oculto bajo sus mangas.

 

Fuentes:

Datos: gleague.nba.com

Imagen: alchetron.com