Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics disputaron en la tarde del domingo, exactamente una semana después del inicio de la serie, el cuarto partido ante los Milwaukee Bucks y en un partido completamente diferente entre mitades, no pudo quedarse con la victoria que pusiera a los Bucks contra las cuerdas y en la última posesión, Marcus Morris falló -como toda la tarde- para permitir a los locales llevarse el partido por 104-102.

La primera mitad, fue una triste extensión del Juego 3, con los Celtics un poco más acertados al inicio y dominando los rebotes ofensivos, pero tan pronto como Horford y compañía tomaron asiento, la ofensiva se fue al piso. Como si fuera poco, los resurgidos Jabari Parker y Thon Maker fueron factores decisivos (de nuevo, si) para que los Bucks hicieran efectiva su ventaja de campo y lideraran al descanso por 51-35 en un encuentro que parecía definido a favor de los de Antetokounmpo.

Sin embargo, en la segunda mitad algo cambió. Luego de un mal arranque de cuarto, en el que se llegaron a ir por 20 de ventaja, los Celtics empezaron a ejecutar de manera correcta, con Al Horford como piedra angular, Jayson Tatum regresando a la serie y el incansable Jaylen Brown -lo único rescatable de la primera parte-, se hicieron cargo de que poco a poco, la ventaja se fuera reduciendo y poner a los Celtics en posición de ganar el encuentro.

Con Brown y Tatum en su salsa, el último cuarto llegó a su final con el juego sobre la linea, incluyendo sendos triples de los jóvenes que dieron la cara cuando se necesitaba. Sin embargo, una secuencia nefasta en la que Brown perdió la pelota y Horford falló una clavada que hubiera sido la estocada para los Bucks, permitió que Milwaukee tuviera vida. Y nunca debes darle vida al infernal Giannis, que no pudo recibir en el poste bajo pero se mantuvo en la jugada para rematar un rebote luego de la bandeja fallida de Brogdon para elevar a su equipo 104-102 en el marcador.

En la última jugada, que pareció una completa improvisación, Tatum repuso para Morris en el poste bajo y luego de un par de movimientos, el gemelo malvado lanzó a media distancia. Se fue largo y los Bucks empataron la serie para devolverla a Boston 2-2 el próximo martes. Para los Celtics, el máximo anotador fue Jaylen Brown con 34 puntos, 8 rebotes y 3 robos, marcando su nuevo récord de puntos en la postemporada y dando luces de esperanza por la reacción de Boston en un partido que parecía perdido en menos de 20 minutos de juego.

 

Foto: Twitter @Celtics