Finalmente, los Boston Celtics terminaron una decepcionante temporada 2018-2019 con otra abrumante derrota en el Fiserv Forum de Milwaukee por 116-91 con otra impresentable noche de Kyrie Irving y un equipo sin alma que se dejó pasar por encima por unos Bucks muy superiores que ahora esperan rival en la final del Este.

Los Bucks fueron determinantes desde el inicio del partido y Boston, a pesar de un primer cuarto ligeramente parejo, nunca pudieron hacerle frente a nivel basquetbolístico ni anímico a los de Mike Budenholzer. La paupérrima noche ofensiva de Irving fue contagiosa y Boston necesitaba un milagro para pelear la segunda parte en un Fiserv Forum enloquecido por la primera vez que los Bucks van a finales de conferencia en casi dos décadas.

El segundo tiempo fue dominado a placer por los Bucks, Antetokounmpo se fue a los 20 puntos con 8 rebotes y 8 asistencias. Bledsoe y Hill se unieron a la fiesta para afianzar una ventaja que nunca iban a perder. En Boston por su parte, a puros intentos individuales las cosas se fueron apagando y los paupérrimos números de Irving (6 de 21 de campo), fueron el detonante para una nueva derrota, sin alma y con una decepción tremenda para terminar la temporada 2018-2019.

Los Bucks ganaron la serie 4-1 de forma clara y contundente mientras que los Celtics tendrán un montón de cosas para replantear ahora que inicia su temporada muerte y desde ahí, planear lo que será el nuevo proyecto Boston Celtics 2019-2020.

 

 

Foto: Celtics.com