Los Boston Celtics disputaron la segunda noche del back to back luego de la agónica victoria contra los Pacers en el Barclays Center de Brooklyn, visitando a los Nets. Con las ausencias vitales, los Celtics fueron muy tibios y con una clara falta de actitud terminaron derrotados por 110-96.

Ante las ausencias de Kyrie Irving y Al Horford, los Celtics iniciaron con Terry Rozier, Marcus Smart, Marcus Morris, Jayson Tatum y Aron Baynes. El primer cuarto fue bueno, con ventaja de 21-17 pero una clara y alarmante incapacidad de atacar la zona que planteaban los Nets -que por suerte no estaban finos en sus lanzamientos al aro-. Para empezar el segundo cuarto, los Celtics metieron parcial de 7-0 y posteriormente, entre fallos arbitrales controversiales y un flojo andar de los visitantes, Brooklyn metió una marcha más y se fue arriba 49-48 con 11 puntos de Demarre Carroll.

Víctimas de D´Angelo, de nuevo:

Como en todos los duelos contra Brooklyn de esta temporada, D´Angelo Russell fue amo y señor del partido. En el tercer cuarto, con un simple pick, los Nets destrozaron la defensa de los Celtics y Russell encestó de todas partes, con un acierto increíble desde afuera y hasta un par de bandejas que parecían más una plegaria que un tiro serio.

Sin intentos de remontada, o algo similar, los Celtics terminaron cayendo 110-96 con 29 puntos, 10 rebotes y 3 rebotes del «Ice on my veins», mientras que para los Celtics el máximo anotador fue Gordon Hayward con 19 y 6 rebotes en una noche llamativamente mala de Terry Rozier que terminó con un -23 en su cuenta personal.

 

 

Foto: Celtics.com