Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

La espera de meses terminó cuando la pelota por fin voló en el aire del TD Garden, y los Boston Celtics, con una cara completamente renovada, regresaron a la acción. Sus primeros rivales fueron los Charlotte Hornets, y Boston se pudo quedar con una victoria tranquila 94-82, que sirvió para dar rodaje a toda la plantilla que formará parte del roster para la campaña 2017-2018.

Primera mitad: Big-Three y compañía

En la primera parte, Brad Stevens utilizó una rotación corta de nueve hombres para darle tiempo de juego a los jugadores que más protagonismo tendrán a lo largo de la temporada. Los titulares fueron Kyrie Irving, Jaylen Brown, Gordon Hayward, Al Horford y Aron Baynes.

El que más minutos disputó fue Kyrie Irving, con 19, para sumar 9 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias, con gran defensa a lo largo de su participación y sin acaparar demasiado el balón en el costado ofensivo, acoplándose a la sistema de pases y read-and-react que ha establecido Brad Stevens a lo largo de los últimos años.

 

 

Por su parte Hayward lució un poco dubitativo y acomodándose recién a lo que pretenden establecer en Boston, pero nada alarmante, mientras que Al Horford regresó en un gran nivel, haciendo de todo un poco con: 7 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias, en apenas 16 minutos de juego. 

En cuanto a los demás, Aron Baynes estuvo muy activo en ambos costados de la cancha y terminó con 10 puntos, tomando los tiros que la defensa de Charlotte le dejaba y agresivo en defensa, justo lo que se esperaba de él. Jaylen Brown mostró poco y no hizo muchos tiros ni tuvo la responsabilidad de crear jugadas con la que contó en la Summer-League. Marcus Smart por su parte, ingresó desde la banca y mostró su renovado físico, anotó un par de triples consecutivos y luego bajó un poco su rendimiento, terminando con 9 puntos y 4 rebotes acompañados de su implacable defensa.

 

 

Segunda parte: Jayson Tatum y Daniel Theis comandando la banca

 

En la segunda mitad Stevens dejó descansando a los titulares y la banca tuvo que hacerse cargo del partido. En primer lugar, Jayson Tatum terminó con 32 minutos  y sumó 9 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias dejando rasgos de nuevo de su característico juego de poste bajo y aislándolo para que produzca con su interminable cantidad de recursos.

 

 

Tarde en el tercer cuarto ingresó el alemán Daniel Theis, y tuvo un inicio arrollador, con su capacidad atlética en ataque y facilidad para atrapar rebotes en defensa. Terminó como máximo anotador con 12 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en sólo 14 minutos disputados, su intensidad puede ser un factor X para Brad Stevens.

 

 

Abdel Nader también tuvo buenos minutos y demostró una evolución en su juego luego de pasar por la D-League. Terminó con 10 tantos y 4 rebotes.

Semi Ojeleye no tuvo trascendencia en ataque (3 pts 1-1 en triples) aunque mostró su versatilidad defensiva. El que terminó con una actuación que deja mucho que desear fue Guershon Yabusele, lento en defensa, sin hacer cerco reboteador en varias ocasiones y muy dormido en ataque, perfilándose como el último jugador de la rotación.

La próxima salida de los Celtics en esta pretemporada será el viernes 6 de octubre cuando visiten a los Philadelphia76ers de Markelle Fultz a las 19:00 horas del este de los Estados Unidos.

 

Foto: Boston Celtics.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!