Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Danny Ainge, General Manager de los Boston Celtics, estuvo como casi cada semana en el programa de radio Toucher and Rich hablando sobre la actualidad del equipo más laureado en la historia del deporte americano… y de los New England Patriots.

 

Obviamente, aparte de varias preguntas sobre la NFL que solo sirvieron para ver que Danny Ainge tiene un curioso defecto de pronunciación (dice Jaguars con acento de Conneticut “Jay-guars“), el ex-escolta entró en harina. Obviamente, las primeras preguntas versaron sobre el mercado de traspasos que se cierra en apenas una semana y las intenciones del equipo:

“Estamos todo el día al teléfono” comentó Danny Ainge, “no tenemos que hacer un traspaso. Haremos un buen traspaso. No sentimos que tengamos que hacer algo porque haya debilidades evidentes. Sabemos que nuestro equipo no es perfecto, pero me gusta los chicos que tenemos en el equipo“.

Para aquellos que quizás estén más desconectados de la actualidad del equipo: los Boston Celtics tienen unatrade exception’ de 8,5 millones que recibieron de la NBA tras la grave lesión de su fichaje estrella del verano: Gordon Hayward. ¿Qué es esto, exactamente? Básicamente, la liga le concede a los Boston Celtics 8,5 millones de espacio salarial adicional para poder adquirir un jugador. Históricamente, los equipos compensados con este tipo de excepciones, rara vez la usan. Pero esta no parece ser la intención de Danny Ainge.

Principalmente, son dos los nombres que están siendo relacionados con los Boston Celtics, Tyreke Evans y Greg Monroe. Evans, base de los Memphis Grizlies, ni siquiera está jugando con su equipo hasta que no se resuelva esta situación, y se ha informado de que Memphis estaría buscando una primera ronda; Boston no solo tiene todas sus rondas aún en propiedad sino que además cuenta con la de Los Ángeles Lakers para este verano (si cae en posiciones 2-5), y las de Los Angeles Clippers (protegida 1-14) y los propios Memphis Grizzlies (1-8) para 2019. Pese a que Tyreke Evans solucionaría gran parte de los problemas que tiene la segunda unidad de los Boston Celtics – anotación y movimiento de balón, es difícil imaginar a Danny Ainge soltando una primera ronda por un jugador que acabará contrato en cinco meses.

Greg Monroe, por su parte, acaba de ser cortado por los Phoenix Suns y los Boston Celtics llevan tiempo interesados en hacerse con sus servicios. Son varios los periodistas que han resaltado el interés de los Orgullosos Verdes en un ala-pivot que solucionaría en gran manera los problemas de anotación y ayudaría en el rebote; pero también se ha filtrado el interés mutuo que hay entre el jugador y la franquicia de su ciudad de origen: New Orleans Pelicans.

Esto no es como otros deportes donde necesitas un jugador que te cubra necesidades defensivas y haga esto o lo otro, no es que necesitemos un segundo bateador. El baloncesto es diferente. Hay muchas maneras de jugar a este deporte. Es una cuestión más de ‘a quién’ que de ‘qué’ necesitamos”

Estoy bastante seguro de que vamos a adquirir a un jugador con esa ‘trade exception’ ya sea mediante traspaso o adquiriendo a un jugador que haya sido cortado”

Así concluyó su entrevista un Danny Ainge que tiene hasta el 7 de Febrero para buscar un traspaso y/o hasta el 10 de Marzo para hacerse con los servicios de un Agente Libre.