Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

Se terminó el 2017, y habiendo quedado atrás un año muy positivo para los Celtics (primeros en la conferencia Este, consagrando algunos jugadores, desarrollando otros y seleccionando jóvenes muy talentosos) es momento de ver hacia el futuro y pensar cual sería el deseo de algunos miembros (jugadores, entrenadores y dirigentes) de la franquicia más laureada de toda la NBA.

 

Brad Stevens: “Mi deseo es tener el Delorean para hacer viajes al futuro”.

Teniendo en cuenta el viaje que tiene que realizar la franquicia de Massachusetts al viejo continente (disputará un encuentro en Londres frente a los Sixers) el calendario se ha apretado considerablemente. Habiendo disputado entre 4 y 6 partidos más con respecto a la mayoría, la realidad es que el descanso y los entrenamientos han escaseado. Las cosas se equilibrarán y retomarán su curso luego de este viaje, en donde el entrenador dispondrá de más tiempo para pulir detalles, de cara a la segunda mitad de la temporada.

 

Danny Ainge: “El deseo para este nuevo año es que las victorias sigan escapando del estado de California”.

El General Manager tomó un riesgo cuando en el último draft decidió bajar posiciones en él para seleccionar a Jayson Tatum. Hasta ahora, esa jugada ha funcionado de manera magistral (por el nivel del ex Duke, y porque Markelle Fultz no ha podido demostrar en cancha todo su potencial) Gracias a ese movimiento, los Celtics se hicieron además con una selección de primera ronda de Los Angeles Lakers que será suya si esta cae entre el puesto 2 al 5. A día de hoy, eso estaría pasando, mientras la franquicia oro y purpura está inmersa en una racha de 8 derrotas seguidas. De continuar así, sería otro gran movimiento del mandamás verde.

 

Marcus Smart: “Me cansé de pedir que mis triples entren, así que simplemente deseo no ser el siguiente en irme vía trade”.

La situación del bueno de Marcus es un tanto compleja. Ningún aficionado de Boston le quiere vistiendo otra camiseta. El problema es que en la temporada baja no se logro un acuerdo para extender su contrato y será indefectiblemente un agente libre restringido en el final de esta campaña. Viendo este panorama, no sería una locura ver partir al ex Oklahoma State vía trade. Si antes de la deadline aparece disponible algún jugador que sea del agrado del Manager, quizás seamos testigos de la partida del número 36.

 

Jayson Tatum: “A pesar de que en mi casa hay muchas herramientas, deseo tener un martillo gigante para destrozar el rookie wall en caso de encontrármelo”.

La campaña del novato hasta el momento, ha sido un éxito. Ha dado la talla a pesar de tener la difícil tarea de reemplazar a una estrella como es Gordon Hayward, convirtiéndose repentinamente en titular de tiempo completo en un equipo contender. Y aunque los Celtics ya disputaron la mitad de los partidos de temporada, a día de hoy, el joven de 19 años no ha sufrido un bajón abrupto de su rendimiento. Recientemente fue nombrado Novato del mes de Diciembre en la conferencia Este. De continuar así, el deseo del bueno de Jayson se vuelve nulo (algo que alegraría a toda la fanaticada verde).

 

Terry Rozier: “Por el bien de mi salud, solo deseo que no haya pólvora cerca mío”.

El base está realizando su mejor temporada. Registrando máximos de carrera en minutos, puntos, rebotes, asistencias, porcentajes de campo y triples. Cada vez son más y más las veces que lo vemos saltar desde el banco y dejar su marca inmediatamente. Se ha convertido en una pieza fundamental, y son estas explosiones las que le están dando minutos importantes.

 

Para el final, dejo la frutilla del postre, ese deseo que TODOS en mayor o menor medida podemos pedir de cara al futuro para estos Celtics.

 

Aficionados y fanáticos de Boston: “Deseamos que Gordon Hayward se recupere y pueda, si todo marcha bien, estar en los playoff”.

Uno podría pensar que no hay que forzar los tiempos. Quizás lo más conveniente sería dejar que el ex Butler continúe su recuperación sin la necesidad de presionar con una fecha de retorno. Pero la realidad es que la ilusión siempre está. Su proceso de recuperación se sigue muy de cerca, y en cada foto se lo ve mejor que su predecesora. Los videos que lo muestran tirando al aro a pesar de estar sentado en una silla, generan confianza y hacen creer que una incursión suya para inicios de Abril (momento en el que comenzaría la post temporada) quizás pueda tener lugar.

La fecha 28/03 (encuentro en Salt Lake City vs Utah) fue viralizada en las redes sociales, como una fecha de posible retorno, pero como dijimos en varias oportunidades esto dependerá más de la confianza y fortaleza mental del jugador.

Sin lugar a dudas, ese sería el deseo más grande que cualquiera de nosotros podría pedir.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!