Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

La temporada estaba en la linea para los Cleveland Cavaliers y a pesar de un gran primer cuarto de los Boston Celtics, los campeones defensores de la conferencia volvieron a imponerse con una salvaje presentación de LeBron James, Kevin Love lesionado y la inesperada ayuda de Jeff Green para forzar el séptimo juego en Boston.

El primer parcial de Boston fue muy serio, incluso demasiado, con una gran actividad en ataque e intensidad defensiva para sobrevivir a la embestida de los Cavs en el Quicken Loans Arena. Jaylen Brown fue figura con 15 de los 25 puntos de su equipo y todo pintaba para una noche grande en condición de visitante. Pero tan rápido como eso, todo se desmoronó.

A partir de mediados del segundo cuarto, con la salida de Kevin Love por un tremendo choque ante Jayson Tatum que lo dejó mentalmente afectado que tuvo que salir inmediatamente del juego sin regresar en todo el partido, Jeff Green fue vital para la ofensiva de los Cleveland Cavaliers cortando por lado ciego, atacando el aro y aprovechando la visión de juego de James para devolver la ventaja a los Cavs que nunca iban a soltar.

Para los Celtics, por su parte, el juego fue un desastre. De la nada, dejaron de mover la pelota y circular para crear desde el poste como lo hicieron al inicio del juego. con distracciones defensivas y todo lo que pudieron hacer para hacerle la vida más fácil a los locales. Desde ahí, el juego fue dominado a placer por los Cavs que ganaron 109-99. LeBron James volvió a tener otra de esas noches con 46 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias para ponerle la presión a Boston de cara al Game 7 en el TD Garden.

 

 

Foto; Celtics.com