Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Siempre decimos, o más bien nos quejamos de, que en Agosto nunca pasa nada en la NBA. Una vez superada la fiebre del Draft y los tormentos de la Agencia Libre, el octavo mes del año sirve para que todos descansemos nuestras mentes, fantaseemos con la próxima temporada (salvo que seas de los Chicago Bullos) o, incluso, intentes cogerle gusto a deportes menores como el fútbol. Pero Danny AInge sabemos que no respeta nada, ni jugadores ni calendarios. Así, un 22 de Agosto de 2017, decidió traspasar a su jugador franquicia, y pieza angular de una de las mejores reconstrucciones que se ha visto en la historia de esta maravillosa y demente liga, Isaiah Thomas, por el base de su máximo rival en la Conferencia Este: Kyrie Irving.

 

Este no es el artículo en el que alabaremos todo lo que el pequeño jugador ha hecho por la franquicia en las últimas dos temporadas y media, tampoco en el que se elaborará una opinión argumentada hasta el hastío sobre lo acertado o desafortunado del trapaso, esta es solo una breve y fría nota informativa.

Fue Shams Charania el primero, una vez más este verano, en dar una noticia que hasta hace unas horas era solo un susurro persistente a lo largo de la liga. Según sus palabras, los Boston Celtics y los Cleveland Cavaliers estarían negociando un traspaso centrado en los bases de ambos equipos, sin más detalles sobre la operación.

El revuelo estalló en twitter hasta que minutos después llegó Adrian Wojnarowski con nuevos datos debajo del brazo.

Así, el trade se parecia cada vez más a lo barruntado por medios y fans durante las últimas semanas. Dentro de lo mucho que pagaban los Boston Celtics por un base All-star desde su temporada como sophomre y campeón de la NBA, al menos lograban dejar fuera del acuerdo al jugador por el que más habían preguntado los de LeBron James durante las últimas fechas: Jayson Tatum. El alero elegido en tercera posición del pasado NBA Draft 2017 gusta mucho en Cleveland, pero Danny Ainge no parecía dispuesto a soltar al jugador que le llevó a renunciar a la primera eleeción y que habría alargado el proyecto de Ohio por una década más.

No duraba mucho la alegría, y si bien se lograba salvar al prometedor novato, sí que se quemaba el último de los picks obtenidos de los Brooklyn Nets en el famoso trade de 2013 en el que Paul Pierce y Kevin Garnett abandonaron la franquicia de Massachusetts.

Menos sorprendente es la inclusión de un Jae Crowder que parecía condenado al banquillo tras la firma de Gordon Hayward el pasado mes de Julio. Sus constantes piques con la afición y la cantidad de talento joven que acumula la plantilla en el puesto del #3 hacían peligrar sus minutos, cuando no cuestionar si estos estarían mejor en manos de los Sem Ojeleye, Jayson Tatum, Jaylen Brown o Abdel Nader.

Finalmente, el acuerdo cerrado es el siguiente

 

Boston Celtics

Kyrie Irving (25 puntos, 5.8 asistencias y 3.2 rebotes): 25 años y contrato hasta 2020.

 

Cleveland Cavaliers

Isaiah Thomas (28.9 puntos, 5.9 asistencias y 2.7 rebotes: 28 años y contrato hasta 2018.

Jae Crowder (13.9 puntos, 2.2 asistencias y 5.9 rebotes): 27 años y contrato hasta 2019.

Ante Zizic: rookie.

Picks: primera ronda Brooklyn Nets 2018

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!