Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics dieron una muestra tremenda de carácter en el segundo partido de la serie contra los Sixers y luego de ir abajo por 22 puntos en el segundo cuarto, lograron retomar el control del partido y quedarse con una victoria que vale oro para ponerse arriba 2-0 en una situación cómoda de cara a la visita a Pensilvania en la tarde sabatina.

Los Sixers salieron decididos a dejar una cara diferente luego de la deprimente versión que dejaron en el primer juego y con una racha de 8-0 para empezar el partido, marcaron el ritmo para gran parte de la primera mitad. Los Celtics por su parte, contaron con el regreso de Jaylen Brown pero eran una sombra en ambos costados de la cancha, incapaces de encontrar acciones ofensivas fluidas y castigados de todas partes por unos inspirados visitantes que la embocaban de todas partes.

Temprano en el segundo cuarto, cuando Horford tomaba su descanso, la ventaja de Philadelphia llegó a ser de 22 puntos y las cosas parecían muy cuesta arriba para Boston, hasta que de repente, los de Brad Stevens despertaron y cerraron el parcial con una racha de 18-3 con el renacer de “Scary Terry” y la mejora defensiva que los devolvió al partido de cara al descanso, liderados por los 14 puntos de Marcus Smart y los 10 de Rozier con el marcador 56-51 a favor de la visita.

La segunda mitad, fue verde por completo, con unos Celtics que marcaron el ritmo del juego y lograron desaparecer al fantasmagórico Ben Simmons que no tuvo incidencia alguna en el partido salvo algunos flashes a raíz de su habilidad como pasador, pero limitándolo a un punto en toda la velada, Boston tenía gran parte de la tarea hecha para quedarse con el decisivo segundo partido.

Con una racha de 16-5 en el último cuarto y liderados por los 21 puntos de Jayson Tatum y los 20 con 9 asistencias y 7 rebotes de Terry Rozier, los Celtics lograron poner una decisiva victoria por 108-103 y dar un paso gigante de cara a las finales de conferencia que parecen cada vez más cercanas. Como señaló Adam Kauffman recién terminando el partido, los Celtics están 36-0 al liderar una serie por 2-0 y los Sixers, por su parte, 0-11 al ir abajo por el mismo marcador, para llenar de esperanza a los aficionados verdes de cara a lo que viene en las semifinales de conferencia.

 

 

Foto: Celtics.com