Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics derrotaron a los New Orleans Pelicans en la noche del lunes cuando, sin Gordon Hayward, Kyrie Irving ni Al Horford lograron derrotar a los de Anthony Davis por 113-100 con una gran presentación de Marcus Morris y el señor del tiempo, Robert Williams III, que le puso un espectacular tapón al mismísimo cejón para el delirio de toda la borregada verde.

Por sus ocasionales problemas de salud, Boston inició el partido con Terry Rozier, Marcus Smart, Marcus Morris, Jayson Tatum y Daniel Theis. De esos partidos que siempre parecen perdidos desde el inicio y que Stevens, vaya a saber uno como, se las arregla para ganar holgadamente. El gemelo malvado tuvo el rol de primera cabeza que le encanta, anotó 31 puntos con 4 rebotes y 4 asistencias para liderar al equipo a lo largo de toda la noche en un encuentro que llegó a tener ventaja de 22 puntos para los locales.

Para la alegría de la hinchada, Robert “TimeLord” Williams III tuvo mucho tiempo en cancha, con 25 minutos en los que anotó 7 puntos con 11 rebotes y 3 tapones, uno de ellos recién ingresado a cancha, cuando Davis intentó postearlo, hizo la finta a la que el novato no saltó y después puso un gorro impecable para devolver el tiro de la superestrella deseada largamente en Massachusetts.

El próximo partido de los Celtics será el miércoles 12 de diciembre cuando se enfrenten con los Washington Wizards, ojalá que recuperados de esta seguidilla de lesiones.

Foto: Celtics.com