Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

The show must go on. Llega noviembre y con él se avecina uno de los eventos más importantes del año. Nada volverá a ser lo mismo tras este espectáculo sin igual que visitará cinco ciudades norteamericanas durante cerca de dos semanas. Los Boston Celtics se van a la gira más grande de su historia. Nunca han pasado tantos días fuera de su local de ensayo habitual ante sus fieles grupis en el TD Garden.

Indiana, Denver, Phoenix, Utah y Portland podrán disfrutar de uno de los grupos más relevantes del panorama baloncestístico actual. Cinco noches que prometen emociones fuertes, jolgorio, sudor y lágrimas. Ningún show será similar al anterior y las batallas de bandas serán excepcionales, y eso hace que esta gira prometa dar titulares. Arranca ‘Boston Celtics North American Tour 2018′. ¡¡¡Rock N’ Roll!!!

 

Boston Celtics vs. Indiana Pacers

El Bankers Life Fieldhouse de Indianápolis será la primera parada de la gira frente a unos Pacers que pretenden confirmar las buenas sensaciones de su primer álbum con Victor Oladipo como líder de la banda. Dos de los sonidos más potentes de ese género tan popular llamado Conferencia Este.

Ambos conjuntos parten con registros similares; seis victorias para cada uno de ellos pero una derrota más para los Pacers. Los Celtics llegan con una racha de cuatro éxitos consecutivos antes del comienzo de la gira, y tendrán una piedra de toque importante para comprobar si la banda sigue afinada.

Durante el curso pasado, tanto Boston como Indiana se repartieron dos victorias en los cuatro enfrentamientos que disputaron. Los Pacers no se lo pusieron fácil al conjunto de Brad Stevens y confirmaron más tarde su peligro cuando casi se cargan a los Cavaliers en la Primera Ronda de los Playoffs. Al menos parece que Jaylen Brown cogerá el bajo y volverá a la banda tras su lesión.

 

Denver Nuggets

Isaiah Thomas se enfrentará a los Celtics

Isaiah Thomas se enfrentará a los Celtics. / Foto: Nil Alemany

Show de altura, y no solo por las Montañas Rocosas. El equipo de Colorado está siendo una de las grandes noticias en lo que llevamos de campaña donde solo han dado en una ocasión con la nota equivocada. Sus siete triunfos colocan a los Nuggets en segunda posición de la Conferencia Oeste por detrás del “cancaneo” de los Warriors.

Nikola Jokic está siendo uno de los artistas más reconocidos del momento tras firmar actuaciones literalmente perfectas. El problema para los Celtics es que el serbio no toca en solitario. Paul Millsap, Gary Harris y Jamal Murray entre otros saben acompañar muy bien el particular show de Jokic. Además, un viejo conocido de los Celtics pasará revista a la nueva camada. De ser una estrella absoluta en Boston como cantante solista, Isaiah Thomas ahora toca el teclado en Denver. Batalla de bandas por todo lo alto.

 

Phoenix Suns

Sonido fresco, joven y moderno, pero su música todavía no está lista para las exigencias comerciales. La franquicia de Arizona no ha empezado con el pie derecho y, de momento, solo suma una victoria en sus ocho partidos jugados. Desafinando de lo lindo. El dueto formado por Devin Booker y DeAndre Ayton puede dar réditos a los Suns, sin embargo, parece que aún queda algún tiempo para codearse con los grandes.

Todo sea dicho, los Celtics no han tenido buenos conciertos en Phoenix y han sufrido algún patinazo significativo y sorprendente en el pasado. Boston debe tener una noche férrea en defensa para evitar sustos y en ataque confiar con la fórmula que ha funcionado en los últimos encuentros. Además, los Suns no son un equipo muy centrado en el resultado. Recordemos que su mayor hit fueron los 70 puntos de Booker en una derrota bastante clara.

 

Utah Jazz

Muchos grupos sufren y no son capaces de plasmar sus virtudes en Salt Lake City. Definitivamente no es un sitio para el Rock. Eso sí, a los Celtics les gustan los desafíos y han dejado alguna actuación memorable como en el curso pasado. Hay que tocar bien en todas las plazas.

Donovan Mitchell fue una de las grandes revelaciones del año anterior y es la gran amenaza de unos Jazz algo inestables en su inicio. Este partido nos brindará una auténtica batalla defensiva con Al Horford y Rudy Gobert como cabezas de cartel. No obstante, también puede tener su hueco grandes éxitos como: “Klay who? My name is Ricky“. Temazo.

 

Portland Trail Blazers

Fin de gira en la Meca del indie norteamericano. Desde luego no parece mal sitio, pero todo gran final merece un show acorde. Portland últimamente está siendo un escenario propicio que ha vivido, como bien os repetirá hasta la saciedad el bueno de Andrés Villar, el nacimiento de la era Stevens, y es en el Estado de Oregón donde estos Celtics han cuajado muchos de sus mejores espectáculos.

Boston ha sabido silenciar a la pareja compuesta por Damian Lillard y C.J. McCollum y debe volver a hacerlo si quieren salir con un nuevo triunfo debajo del brazo y volver a casa con una sonrisa. También se podrán escuchar otros grandes éxitos como: “Klay who? My name is Evan“. Espera, ¿de qué me suena esta canción?

 


La magnitud y duración de la gira que los Boston Celtics están cerca de iniciar significa mucho más que cinco simples partidos. Si algo nos ha demostrado Brad Stevens, es que durante estos viajes tan largos el equipo aprovecha para clarificar conceptos y acercarse más a la versión que el técnico tiene en la cabeza.

Solo Phoenix parece un rival “sencillo” y los otro cuatro rivales supondrán un gran desafío y una clara demostración para ver dónde están estos Celtics en los primeros compases de la temporada. La banda está reunida casi por completo (nos falta algo de punk alemán) y preparada para un viaje que puede poner a Boston en lo alto de las listas.