Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Inauguramos esta sección, que nació en la última temporada, en donde analizamos aspectos sobre ciertos momentos de la temporada de los Boston Celtics. En este caso, nos enfocaremos en lo que fue toda su temporada baja, exclusivamente. Para algún desprevenido lector, le recuerdo que esta sección se basa en 5 preguntas que serán respondidas por 5 personas integrantes o ligadas de alguna manera u otra al Despacho Celtics. En esta ocasión, tendremos el honor de leer las opiniones de Andrés Villar, Sergio Hernández, Javier Rodríguez, Álvaro Méndez, y la participación especial de Yago Cousiño.

Como siempre sucede en este tipo de artículo, el lector debe tener en cuenta que ninguno de los integrantes ha leído de antemano las respuestas del resto, por lo que las coincidencias son simplemente una compatibilidad en opiniones. Dicho esto, aquí vamos con el primer 5×5 de la temporada.

 

1- ¿Estás conforme con la manera en que los Celtics se movieron desde la noche del draft al día de hoy?

 

Javier:

Sí. Una vez que han pasado varias semanas desde el traspaso del pick-1, las elecciones en el draft, y varios días desde el famoso trade por Kyrie Irving, estoy bastante contento con los movimientos realizados. No desde un punto baloncestístico (creo que tanto cambio de cromos se va a notar y los resultados puede que empeoren un poco con respecto al año pasado), o humano (I miss you, guys, Thomas, Bradley y Crowder), pero sí desde uno competitivo. Creo que a día de hoy hay un mejor equipo de cara a los 2020s y eso es lo que cuenta.

Yago:

Es indudable que estamos más cerca del título este año. Además, el equipo se ha posicionado mejor para dominar cuando caigan Warriors y Cavs. Nos queda la duda de Horford y la posible caída de rendimiento con la edad.

Andrés:

Como siempre, nunca puedo leer lo que va a hacer el GM más allá de sus decisiones de fondo. La llegada de Tatum tiene mucho sentido en cuestiones de tipo salarial y de perfil, la NBA se ha convertido en una liga dominada por los aleros, y teniendo en cuenta que la posición de base  estaba  está cubierta, la decisión me parece “entendible”. El arribo de Morris en contrapartida me parece una muy buena movida de Ainge, cubriendo necesidades y sacando provecho de una situación desventajosa en el traspaso. Lo de Thomas no lo vio venir nadie, y el que diga que si… miente. Ya reiteré en varias oportunidades que entiendo la lógica de la operación, pero sigo pensando que se pagó mucho. En conclusión Ainge ha tomado un camino (nada de medias tintas) fiel a su perfil dirigencial. Tengo sensaciones muy encontradas de esperanza a futuro y tristeza del fin de un núcleo de gente que puso a la franquicia nuevamente en lo más alto y no podrá disfrutar lo cosechado.

Álvaro:

No te voy a mentir, me sigue escociendo el tema Fultz. Es cierto que con la llegada de Irving haber escogido al Huskie no hubiese tenido sentido, pero no creo que Danny tuviese ese plan en mente desde el principio, En cuanto al resto del verano, solo puedo decir que todos los movimientos son razonables y entendibles, por mucho que algunos duelan. Solo el tiempo dirá si ha sido un verano de buenas decisiones o de malas, pero el hecho es que no nos podemos quejar de que el equipo no intente moverse. Por intentar responder a la pregunta, estoy conforme con los movimientos que han hecho los Boston Celtics en verano, aunque no puedo valorar si han sido correctos a estas alturas.

Sergio:

La magnitud de los movimientos es gigantesca. No podemos olvidar que nos hemos deshecho de un número uno del Draft y de la estrella del equipo en un par de meses. Creo que Danny Ainge ha tomado un riesgo grande y hasta el final de la próxima temporada no podremos darle nota. No podemos negar el valor deportivo de las llegadas de Irving y Tatum, y aunque nos tire la parte emocional con la marcha de Thomas, el nuevo plantel luce pero que muy bien con la firma de Hayward. Personalmente confío en el criterio del General Manager de los Celtics, y a día de hoy estoy satisfecho.

 

2- ¿Qué sensación te dejo el arribo de Irving?

 

Javier:

Muy mala. Traspasar a Isaiah Thomas me parece una decisión aún más falta de alma que el traspaso de Kevin Garnett y Paul Pierce. Estos dos son leyendas de la NBA y de los Celtics, pero venían de firmar sus peores temporadas como profesionales y tocaban con los dedos de sus manos su ocaso deportivo. Isaiah Thomas acababa de cerrar su mejor año en la liga, de hacer lo que hizo en Playoffs y de hacerlo bajo las circunstancias en las que lo hizo. Es descorazonador. El enano devolvió la sonrisa a esta ciudad y puso a la misma en el mapa de nuevo. No será fácil de superar su marcha.

Yago:

Agridulce sin dudas. Con un poco de perspectiva parece el movimiento adecuado por la calidad, el futuro, el talento ofensivo y sobre todo la edad. Crowder no tenía tanto sitio con varios aleros y se le ha dado valor. Sentimentalmente se van dos de mis jugadores favoritos y se pierde alma en el vestuario. La jugada de cara a Thomas es muy fea, veremos si es capaz de recuperarse física y mentalmente.

Andrés:

Si Irving no aparecía en el mercado, Ainge iba a tener que tomar decisiones en base a lo que Isaiah Thomas demostrará tras su lesión y si tenía que pagar, lo iba a hacer. No creo que no se le hubiese pagado, si la opción Irving no aparecía y Thomas volvía sano se iba a ir “All In”, por más que otros piensen que no. La puerta, ¿inesperada? No lo sabremos nunca (como dijo Ale Perez en el último podcast) hay mucho de espionaje en esto, o de paranoia. Lo cierto es que Irving está en Boston y tendrá que llenar unos zapatos GIGANTES. ¿Lo puede hacer? Claro que sí. Pero como dije en mi artículo de hace unas semanas, tendrá que abrazar el espíritu Celtics para lograrlo.

Álvaro:

Agridulce. Como cuando terminas un libro, o un videojuego, que te está encantando, quieres llegar al final, tu objetivo siempre ha sido terminarlo, pero cuando lo haces, te queda una sensación rara en el cuerpo. Entendí y entiendo las razones por las que Ainge apretó el gatillo, y Kyrie Irving es un jugador espectacular, pero deshacerse de Thomas duele y dolerá, y ninguna contrapartida iba a hacer que esa sensación agridulce desaparezca.

Sergio:

Todos hemos sentido lo mismo; muy agridulce. Por un lado, contar con un jugador como Kyrie Irving en tu equipo es una buenísima noticia. Guste más o menos, estamos hablando de uno de los grandes nombres de la competición. Pero claro, decir adiós al pequeño héroe que ha dado todo por los Celtics es una herida difícil de cerrar. En cuanto al valor del traspaso en sí, deportivamente es irrefutable, y aunque de primeras parece excesivo, visto lo visto puede que no sea así. Los Celtics no las tenían todas consigo con Thomas y piensan que el pick de Nets no será tan alto como antaño. Si es así, bien hecho está.

 

3- ¿Quién de las dos contrataciones rutilantes de esta temporada crees que va a tener más impacto?

 

 

Javier:

Las dos por igual. Al volver solo cuatro jugadores del año pasado no habrá impacto en el equipo porque no hay equipo, literalmente. Hay un grupo de 15 personas que solo 4 han jugado juntas en su vida. Además, entre esas cuatro suman 7 años en la franquicia… no hay equipo que mejorar o revolucionar, hay que construir uno nuevo. Ahí Kyrie debe dar un paso al frente y erigirse como líder junto a Marcus Smart y Al Horford, creo que Hayward es más comedido, más tímido para estas cosas. Sobre la pista, tengo más ganas de ver al alero. Siempre me interesó más su juego que el de Irving.

Yago:

Creo que Hayward tendrá un impacto inmediato ya que se ha sacudido presión de encima con la llegada de Irving y estoy seguro que la transición a un sistema de Stevens será rápida y suave. Irving tiene que acostumbrarse a desempeñar un papel diferente al que tenía en Cavs y a jugar un sistema ofensivo decente por primera vez en su carrera

Andrés:

Creo que un primer momento Hayward es el que mejor se va a adaptar a los requerimientos del entrenador, sobretodo porque conoce el sistema y se maneja como pez en el agua en él. Irving tendrá un periodo adaptativo más grande teniendo en cuenta que ha pasado por muchas manos (seis técnicos y Lebron) y todas con estilos muy contrapuestos y diferentes al de Stevens. Lo terminará haciendo, e incluso puede que mejor que Gordon, pero el camino será más largo.

Álvaro:

Espero más impacto de Kyrie Irving, simplemente porque su estilo de juego es más agresivo y abusivo que el de Hayward. El alero tiene un perfil más bajo, y supongo que el base vaya a impactar más al equipo. Hayward venía como un gran jugador que encajaba perfectamente en el estilo, Irving llega como una estrella que puede provocar muchos cambios.

Sergio:

Si tuviera que apostar, diría que por todo lo que ha movido la llegada de Irving, éste debería dar un gran paso adelante. La aprobación del traspaso no es unánime, y tendrá que sudar para acallar a los críticos. Cuando te marchas de un equipo buscando más protagonismo debes corresponder con números. Irving lanzó un órdago, Ainge lo vio, y ahora ambos estarán bajo la lupa. Hayward será importante, sin duda, pero no necesita tanto foco. Lleva mucho tiempo jugando muy bien en Utah sin captar tantas miradas.

 

4- De las partidas, y basándonos en el actual roster, ¿cuál crees que es el jugador que más vamos a extrañar?

 

Javier:

A Avery Bradley. Han llegado sustitutos para Thomas (Ky) y, sobre todo, para Crowder (Tatum, Morris, Semi, incluso Yabusele y el propio Jaylen Brown, que ya estaba). Pero no ha venido nadie a cubrir el hueco que deja en la plantilla el bueno de Bradley. Sí, es de esperar que Marcus Smart, Terry Rozier, y Jaylen Brown den un paso adelante, pero sobre el papel los Celtics tienen peor cubierto el puesto de escolta. Antes tenían posiblemente al mejor del Este si contamos su labor en ambos lados de la cancha y ahora hay un base (Smart), una cabeza capaz de lo mejor y lo peor (Rozier) y un sophomore (Brown). Bradley era un capitán de los que hablan poco y hacen mucho. Su marcha duele al nivel de la de Thomas, aunque fuese más comprensible.

Yago:

Crowder es un jugador de esos que valoras realmente cuando los dejas ir. En estadística avanzada se veían muchas cosas positivas para el equipo en las que contribuía y habrá que ver quién toma ese relevo (Smart tiene bastantes números). Personalmente creo que Bradley daba unas opciones en ofensiva que desatascaban momentos peligrosos o lentos. Irving y Hayward cubrirán eso, veremos quién da un paso adelante en defensa.

Andrés:

Crowder y Olynyk eran jugadores que tácticamente eran importantísimos para el entrenador, el primero en una faceta más destructiva del rival y el otro, en una de construcción de ventajas para sus compañeros y las propias. El perfil del ex Mavs y del canadiense más famoso de la tierra después de Robin Scherbatsky, no se puede comparar con alguien que se encuentre en este roster, por lo que se tendrá que recrear en conjunto con habilidades compartidas. Hasta que no se encuentre el engranaje y los complementos indicados para hacerlo, vamos a extrañar más que Garfield la falta de lasagna.

Álvaro:

Tengo dudas entre dos, Avery Bradley y Kelly Olynyk, pero me decantaría por el segundo. Es cierto que los Boston Celtics han perdido presencia defensiva, pero creo que el hueco dejado por Ab lo va a cubrir Marcus Smart con un muy buen rendimiento. Por otro lado, no veo a nadie que pueda, de primeras, cumplir el papel que desempeñaba Olynyk para el equipo, simplemente no hay un perfil como el del canadiense.

Veremos si el equipo no sufre de problemas de espacios y movimiento de pelota cuando juegue con los nuevos interiores que han llegado este verano. Una solución puede ser jugar pequeño, dando minutos a novatos como Ojeleye o Tatum en la posición de cuatro. Y si bien es cierto que la mayoría de los jugadores que van a jugar en esa posición pueden tirar, no veo a nadie con el manejo, pase e inteligencia del melenas.

Sergio:

Irving tratará de hacernos olvidar, pero la huella que ha dejado Isaiah Thomas en estos Celtics es tremenda. Como aquel que dice, el base sacó a la franquicia de las sombras, y lo que ha hecho dentro y fuera de las canchas es imborrable. Creo que todas las marchas están suplidas más que decentemente, aunque todavía haya que pulir algún hueco. El equipo es joven y tiene todo el potencial del mundo. La salida de Crowder también se acusará. A fuerza de costumbre, tenemos una imagen clara de lo que han sido estos Celtics. Esperemos que pese al cambio de caras no perdamos esa idea.

 

5- Si tuvieras que darle una calificación general a la temporada baja de los Celtics, ¿cuál sería?

 

Javier:

Es muy difícil hacerlo sin ver cómo juega el equipo, pero como dije antes, creo que hay muchísimo más talento y una plantilla más compensada de cara a los 2020 que hace dos meses, así que como poco tiene que ser una puntuación notable. Sobresaliente para mí al haber conseguido el equilibrio perfecto entre 3 All-Stars para el ahora y 3 para el futuro, con Kyrie como vaso comunicante entre ambos grupos, y un gran grupo de jugadores de rol que los acompañe y crezca a la vez.

Yago:

No nos ha quedado la sensación de haber dado un gran paso adelante ni de que lleguemos a las Finales seguro. En el camino hemos renunciado a más del 70% del anterior equipo. Se la ha jugado Ainge, veremos cómo le sale.

Andrés:

Creo que se tomó un camino y eso me parece muy positivo, porque se puede ver cuáles son los límites temporales del proyecto y erradican las ansiedades naturales de no saber que va a ocurrir o para donde se va. Ponerle una nota aprobada me parece lo más correcta por el nivel de decisiones que se tomaron, pero no puedo evaluar a esta altura si ha sido lo correcto o no. Solo el tiempo lo dirá.

Álvaro:

Creo que el equipo ha mejorado respecto al año pasado, aunque las dudas de cómo van a funcionar, tanto titulares como suplentes, dificultan poner una nota al verano. Aun así, creo que el objetivo de Danny Ainge se ha cumplido: competir en el presente pero mantener flexibilidad y potencial para pelear en el futuro. Por esto, diría que el verano de los Celtics ha sido sobresaliente, porque pocos equipos pueden permitirse competir por unos objetivos tan distanciados al mismo tiempo.

Sergio:

Me da miedo responder a esta pregunta. Como ya dije en un artículo anterior, Ainge puede subir a los cielos o descender a los infiernos con todo lo que ha movido este verano. Personalmente, me gusta el rock n’ roll y nunca vi tan negativo el traspaso como en un principio se dijo. Hay que arriesgar para ganar, y los Celtics lo han hecho. Mi confianza es plena, y en estos momentos le doy una nota positiva a este verano. Si la cosa se tuerce, nunca admitiré las anteriores palabras.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook¡Compártenos! ¡Muchas gracias!