Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics vistiaban a los Portland Trail Blazers en el último juego de la gira antes de volver al TD Garden para medirse con los Chicago Bulls el miércoles 14 de noviembre luego de la dura derrota contra los Jazz dos noches antes. Damian Lillard y Jusuf Nurkic fueron figuras y de nuevo, Boston quedó debiendo en una nueva presentación insípida de los de Brad Stevens.

El primer cuarto fue dominado por los Blazers, que se hicieron un festín desde el pick and roll de Damian Lillard y Jusuf Nurkic. El base terminó el parcial con 6 asistencias y el pivot con 12 puntos en una exhibición de cómo hacerle daño a la defensiva de los Celtics, que no encontró la fórmula para detener las embestidas de los locales y terminaba abajo por 26-21 los primeros doce minutos de juego.

Pero las cosas fueron a peor en el segundo parcial, con los Celtics cayendo aún más en su nivel defensivo. Entre el movimiento de balón, mayoritariamente desde las manos del 0 de los Blazers, su acierto en los triples y con cualquier pantalla siendo fatal para los Celtics, terminaron dando ventaja de 17 para Portland al entretiempo, liderados por 14 puntos y 10 rebotes de un Nurkic en estado de gracia, mientras que Boston contaba con los 13 puntos de Tatum y poco más, con un equipo apático y poco trabajador en el costado defensivo.

A pesar de que el inicio de la segunda mitad se retrasó por problemas con uno de los aros del Moda Center, el intento de remontada de los Celtics no se hizo esperar, que arrancaron el tercer cuarto con una tónica muy diferente y llegaron a acercarse a dos posesiones de los Blazers, pero encabezados por Lillard y con la ayuda de Seth Curry, Portland retomó el control del partido, perdiendo el parcial apenas por cuatro puntos para una ventaja de 83-70 al finalizar el tercer cuarto.

En el último cuarto, los Celtics dejaron todo por la remontada y la unidad encabezada por Gordon Hayward, con Irving y Tatum en la banca logró poner el partido a dos puntos, pero de nuevo los tiros forzados de Uncle Drew y el inconsciente de Al Farouq Aminu con una daga desde lejos terminaron decantando el partido a favor de los Blazers por 100-94. Jusuf Nurkic terminó el partido con la locura de 18 puntos y 17 rebotes, el máximo anotador fue Lillard con 19 y 12 asistencias pero contaron con cada uno de los jugadores que vio acción reportándose en la lista de anotadores. Mientras tanto, los Celtics tuvieron los 27 puntos y 8 rebotes de Jayson Tatum pero con lagunas tan profundas en su rendimiento que hay mucha preocupación en los aficionados a los Orgullosos Verdes en este punto de la temporada.

 

 

Foto: Blazers.com