Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics han traspasado a Abdel Nader a los Oklahoma City Thunder a cambio de Rudney Purvis en una operación que ahorrará a los Orgullosos Verdes una cifra cercana a 1,1 millones de dólares.

 

Elegido en la posición 57 NBA Draft 2016, Abdel Nader se pasó su primera temporada en la G-league, por entonces aún llamada Liga de Desarrollo, de la que consiguió ser nombrado Rookie of the Year. Su buen rendimiento le permitiría conseguir una plaza en la plantilla del mejor equipo en la historia de la NBA durante el pasado curso, aunque en ningún momento logró convencer a Brad Stevens para que éste le diese una cantidad regular de minutos. En total jugó 48 partidos durante la campaña 2017/18 en el que llegó incluso a ser titular cuando las lesiones asediaron al equipo tras el All-star, con unos discretos 3 puntos, 1,5 rebotes y 0,5 asistencias en diez minutos de media por encuentro.

Su destino era incierto, tremendamente dependiente de la renovación de Marcus Smart, y tras firmar este un contrato por 4 años y 52 millones de dólares que situaba las cuentas del equipo por encima de la frontera del impuesto de lujo, parecía cuestión de tiempo que se anunciase su marcha. Tampoco es que cortar al alero fuese a aligerar demasiado las arcas manejadas por Mike Zarren, puesto que sus 450,000 dólares por año estaban completamente garantizados, pero sí que se podrían repartir durante varios cursos en los libros. Finalmente, el pasado domingo se anunció por boca de varios periodistas la intención de los Boston Celtics de cortar al jugador.

Todo cambiaría la pasada madrugada, cuando se anunció el que quizás ha sido el traspaso más light realizado jamás por Danny Ainge. Como decíamos, los motivos son meramente económicos puesto que el contrato de Rudney Purvis será cortado tan pronto como se complete el traspaso. A diferencia de los cuatrocientos mil de Nader, el millón cuatrocientos mil del escolta no están garantizados por lo que los Boston Celtics se ahorrarán 450,000 dólares de salario y unos 675,000 en impuestos.

Aún se desconoce a cuánto ascienden esas cash considerations, pero lo más lógico es que los Boston Celtics acaben pagando el salario del jugador con ellas, pero fuera de sus libros de cuentas – que es lo importante para ellos.

 

Jabari Bird es el llamado a ocupar la 15ª plaza de la plantilla

Con este movimiento, y una vez se corte a Purvis, los Boston Celtics quedarán con una plantilla de solo catorce jugadores y dos millones y medio por encima de la frontera del impuesto de lujo. Jabari Bird, jugador elegido en la quincuagésimo sexta posición del pasado NBA Draft 2017 tiene todos los números para ocupar ese hueco libre, tras firmar una estupenda Summer League y haber participado en 13 encuentros durante la pasada campaña. El jugador, que fue el primer two-way contract en la historia de la franquicia verde, consiguió unos números ligeramente superiores (sobre todo en porcentajes) a los del egipcio pese a jugar menos y de manera más irregular que este.