Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

En el decisivo y fundamental quinto juego de la serie, los Boston Celtics salieron decididos desde el primer minuto a hacer sentir la localía con un TD Garden que rugió a los cuatro vientos como era necesario para esta ocasión especial. LeBron James lució cansado, Jayson Tatum espléndido y a partir de dos tonalidades tan diferentes, los Celtics ganaron 96-83 y están a una victoria de clasificar a las Finales de la NBA.

Con el empuje del TD Garden, los Celtics iniciaron fuerte el partido a partir de Jayson Tatum y su versatilidad ofensiva. La primera parte lució mucho más como los dos primeros partidos de la serie, con Boston arriba 53-42 liderado por los 12 puntos, 3 asistencias y 2 robos del novato. Las claves, como era de esperarse, fueron la batalla por los rebotes en la que Aron Baynes tuvo un efecto inmediato y la efectividad desde la línea de 3, con los Celtics anotando 9 tiros desde el perímetro y sobreviviendo a una embestida tras la pelea entre Marcus Morris y Larry Nance Jr que permitió a los Cavs volver al juego.

En la segunda parte, los Cavs intentaron meterse en juego pero nunca hubo chances claras de que lo lograran. Tatum fue letal cuando lo necesitaban, la pelota no quiso entrar para Cleveland y LeBron James estaba demasiado agotado como para hacer una presentación heroica que todos estaban esperando. Finalmente, los Celtics se quedaron con la victoria y se preparan de cara a un sexto juego fundamental el próximo viernes en Cleveland, buscando asegurarse el paso a las finales de la NBA.

Boston limitó a los Cavs al 26% desde la linea de tres, lo superó en rebotes por 45-39 y fue encabezado por el novato Tatum, con 24 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias  en 40 minutos de juego. En menos de 48 horas, las cosas se reanudan cuando en Cleveland, los Cavs intenten llevar las finales del este an séptimo juego.

 

Foto: Celtics.com