Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Los Boston Celtics fueron superados por los Miami Heat de principio a fin en un partido que dejo poco positivo a la causa, con errores de Brad Stevens y poca intensidad de varios jugadores que permitieron a los de la Florida controlar el encuentro por completo con una tranquila victoria por 115-99 con una pobre actuación del equipo en general.

Desde el principio, Miami tomó ventaja en el marcador y Boston parecía no encontrar su ritmo ideal. A finales del segundo cuarto ampliaron el margen con muchos errores defensivos de Boston que permitieron lluvia de triples a los Heat, que tuvieron en su banca un arma infalible, con 60 puntos anotados contra 23 de los Celtics (Spoiler Alert: Kelly Olynyk no anotó).

En la segunda mitad fue cuando llegaron los errores desde el banquillo de Boston, que con el buen nivel de Marcus Smart, Marcus Morris y Robert Williams desde la banca lograron poner a los Celtics a ocho puntos de diferencia, pero entonces, Brad decidió sacarlos de la cancha y el progreso avanzado se perdió tan pronto como ellos tocaron sus sillas.

Entre las infamias, como que Dwayne Wade terminara con tres triples anotados y 19 puntos en total para liderar a los de Spoelstra que ganaron 115-99 en una ventaja que llegó a ser de 26. Para los Celtics, a parte de cuestionables niveles individuales y decisiones técnicas, Marcus Smart sumó 18 puntos a los 22 de Kyrie Irving más un notable +15 de Robert Williams en el tiempo que estuvo en cancha.

 

Foto: Celtics.com