Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
¡Compártenos! ¡Muchas gracias!

 

Nunca le he dado mucha importancia a los premios individuales. De base, entiendo que parten de un error de valoración al ser entregados antes de que los Playoffs marquen el destino de la temporada. Pero llegados a este punto del año en el que no nos jugamos nada, y sin ganas de comentar o analizar a unos Boston Celtics plagados de lesiones, por mi mente han empezado a pasar otro tipo de preocupaciones, y tras desechar las menos importantes (¿cuándo le callará la boca Dragan Bender a Javi?, ¿en qué momento Payton decidió que dejarse ese pelo era algo bueno?, o ¿por qué Terry Rozier hace todo como Michael Jordan?), me he decidido por estudiar una posible candidatura de Al Horford al premio como Jugador Defensivo del Año.


Vamos a comenzar este camino por el final, no creo que Al Horford vaya a hacerse con el galardón, pese que a su temporada en el costado defensivo sea para enmarcar. Sus últimas semanas, desde el All-Star para ser más exactos, están desluciendo una actuación brillante en el mejor equipo defensivo de la NBA (siempre entendiendo esto de forma general a lo largo de la temporada).

El dominicano es un jugador para entendidos, y no quiero sonar prepotente diciendo esto, pero llega un punto en el que uno lee y escucha tantas barbaridades que hace falta ser algo cortante con el tema. Su función en defensa, al igual que en ataque, pasa desapercibida en la mayoría de ocasiones, pero os puedo asegurar que su impacto en campo propio es merecedor de un puesto entre los candidatos al trofeo.

Por ahorrar teclado, iremos directamente al grano diciendo que el mejor jugador defensivo de la NBA es Rudy Gobert. Los números no engañan y las sensaciones al verlo a pleno rendimiento son tan genuinas y oportunas como una bofetada dada a tiempo. El francés es un jugador intimidante, cuyo impacto defensivo ni siquiera se puede a veces medir en números, ya que los rivales deciden no tirar ante semejante slenderman de carne y hueso.

 

Gobert Al Horford Embiid

 

Desde que volvió de su lesión los Jazz son otro equipo, y en este punto reside tanto la mayor baza del jugador para alzarse con el premio, como su único punto negativo, y es que pienso que si el center no obtiene la mayoría de los votos es porque se ha perdido una buena parte de la temporada.

De jugar todos los partidos que restan, Gobert solo podría llegar a la cifra de 56 partidos. En toda la historia solo un jugador ha ganado el premio jugando 56 partidos o menos, fue en la temporada 98/99, en la que Alonzo Mourning se alzó como jugador defensivo del año jugando solamente 46 partidos, pero fue año de Lockout. Kawhi Leonard lo ganó en la 14-15 jugando 64 partidos y 2.033 minutos, estando Gobert en un pace de jugar unos 1.800.

¿Es posible que Rudy Gobert no se lleve el trofeo debido a su pobre registro de partidos jugados?

Puede que los participantes en la votación entiendan este reconocimiento como algo más global, como una maratón en la que se tenga que demostrar durante más tiempo que eres un defensor excelente. Aquí es donde nacen las esperanzas del resto de candidatos, y desde este punto partiremos nuestro análisis sobre, ya no tanto las posibilidades, sino los méritos que ha hecho Al Horford para ganar este premio.

 

Para hacerlo más sencillo, vamos a reducir los candidatos a 3: Rudy Gobert, Joel Embiid y Al Horford. Es cierto que existen más jugadores con temporadas muy buenas, como el descubrimiento de que en el baloncesto se defiende del bicho en el que se ha convertido Kevin Durant, o el propio Paul George, pero sus equipos, si bien son top 10 en defensa, no llegan a la élite de la liga.

Entre interiores anda la cosa, y si bien de esta terna Al Horford es el menos visual a la hora de valorar su defensa, es probable que no se quede muy lejos en cuanto a la efectividad con la que patrulla el campo propio.

 

Empecemos con las estadísticas, el dato objetivo en el que volcaremos el análisis.

 

Defensive Rating: número de puntos que encaja su equipo con el jugador en pista cada 100 posesiones.

 

Rudy Gobert: 97.1  Joel Embiid: 100.5  Al Horford: 100.7

 

Todos números muy buenos pero que no llegan ni a la sombra de el del jugador de los Jazz. Por esto decimos que es el que más impacta a su equipo en defensa, ya que los de Utah sin él encajan 105.2 puntos cada 100 posesiones (-8.1). Los Celtics solo encajan 1.4 puntos más sin su ancla (102.1), y los Sixers también echan mucho de menos a la razón del avance de su proceso, concretamente, 6 puntos (106.3).

Si valoramos el impacto que tienen en su respectivos equipos, el francés gana este apartado por goleada.

 

 

Defensive Rebounding %: número de rebotes defensivos disponibles atrapados por el jugador.

Que vamos a relacionar con el % de rebotes defensivos de su equipo que atrapa ese jugador. Se parecen pero no son lo mismo. La primera mide la cantidad de rebotes que ha cogido respecto a los que hubiese podido coger (en un partido, por ejemplo, pudiste haber cogido 43 rebotes y al final solo conseguiste atrapar 9), mientras que la segunda mide el % de rebotes defensivos que atrapas respecto al total que ha atrapado tu equipo (mi equipo ha cogido 50 y, de esos 50, yo he cogido 9).

Me interesa contrastar ambas para contextualizar la situación de cada jugador en su equipo, ya que en el caso de Horford, al realizar tareas defensivas alejadas del aro, no puede participar tanto en la faceta reboteadora como los otros dos.

 

Rudy Gobert: 26.4 % DREB con un 32.7  % de participación en los rebotes defensivos de su equipo.

Joel Embiid: 29 % DREB con un 37.2 % de participación en los rebotes defensivos de su equipo.

Al Horford: 19.9 % DREB con un 25.4 % de participación en los rebotes defensivos de su equipo.

 

Tradicionalmente el apartado reboteador ha tenido importancia a la hora de entregar el premio, aunque no creo que sea una estadística que marque la diferencia.

Tapones: Esa cosa que aniquila el orgullo del que lo recibe y que no pienso tener prácticamente en cuenta porque Whitesi…, porque no refleja, en muchas ocasiones, la realidad.

 

Rudy Gobert: 2.3 (3º NBA) Joel Embiid: 1.8 (7º) Al Horford: 1.1 (30º)

 

Defensive Win Shares: número de victorias que un jugador produce para su equipo por su defensa.

 

Rudy Gobert: 0.071 (1º NBA) Joel Embiid: 0.053 (10º)  Al Horford: 0.054 (8º)

 

De nuevo una estadística de impacto en sus equipos en la que el francés se lleva el gato al agua. Horford es top 10, y está muy bien acompañado en su equipo por Marcus Smart (4º), Jaylen Brown (5º) y Jayson Tatum (7º). Embiid cierra el grupo de los diez primeros y lo acompaña en los 76ers Robert Covington (9º). Mientras que Gobert ve a su primer compañero en la 6º, Donovan Mitchell.

Por último, vamos a ver unas cuantas estadísticas en torno a la defensa más individual de cada jugador.

 

 

Tiros de dos puntos contestados por partido:

 

Rudy Gobert: 12.3 Joel Embiid: 10.1 Al Horford: 9.3

 

Tiros de tres puntos contestados por partido:

 

Rudy Gobert: 2.4 Joel Embiid: 2 Al Horford: 3.4

 

Tanto por ciento de tiro de los rivales:

 

Rudy Gobert: 45.6 %. Los rivales, de media, frente al resto de sus defensores tiran un 48.1%. Gobert baja 2.5 su acierto.

Joel Embiid: 41.6 %. Los rivales, de media, frente al resto de sus defensores tiran un 48.7%. Embiid baja 7.2 su acierto.

Al Horford: 40.7 %. Los rivales, de media, frente al resto de sus defensores tiran un 47.1%. Horford baja 6.4 su acierto.

 

Siendo todos unos porcentajes permitidos de élite, podemos ver que Horford es el que menos acierto permite a sus rivales (también defiende más triples, tiro con menos porcentaje de acierto), mientras que es Embiid el que más baja el tino de los jugadores a los que defiende.

 

Por otro lado, y volviendo al contexto que rodea a cada candidato, debemos de tener en cuenta el perfil de jugador de cada uno. Mientras Embiid y Gobert representan defensivamente un perfil más tradicional, en Horford nos encontramos a un jugador más moderno, versátil y que abarca mucho campo defensivo. Es también interesante observar los rivales que se enfrentan a ellos, porque si bien todos se suelen encargar de los Jokic, Towns o Davis de turno, cuando los 76ers y los Jazz se enfrentan a los Bucks , a los Knicks o a los Thunder, Gobert y Embiid defienden a Henson, a Kanter y a Adams la mayor parte del tiempo, mientras que Horford se encarga de parar a Antetokounmpo, Porzingis y a Carmelo.


Podemos concluir que todos los candidatos han realizado méritos para alzarse con el premio, y si bien los números de Rudy Gobert impresionan tanto como sus brazos, sobre todo por el impacto en su equipo, el número de partidos que podría llegar a jugar es un factor a tener en cuenta. De darse este caso, jugadores como Al Horford y Joel Embiid deberían recoger mucho de los votos, aumentando mucho sus posibilidades de llevarse el premio.

Por cierto, los Lakers, en sus últimas 3 temporadas (sin contar la presente), han ganado 64 partidos. Parece un número algo bajo ¿no?. Pues eso.